Definen quién quedará a cargo del juzgado de Claudio Bonadio

0
260

La Cámara Federal porteña realizará un sorteo entre todos sus colegas para determinar quién se hará cargo del juzgado federal 11 hasta que se haga un nuevo concurso.

Tras la muerte del juez Claudio Bonadio, este martes la Cámara Federal definirá a través de un sorteo quién será el magistrado que se haga cargo por un año del juzgado 11 que dejó vacante el fallecido juez hasta que sea nombrado un titular definitivo mediante concurso.

El sorteo comenzará a las 11 en el edificio de Comodoro Py 2002. Sin embargo no participarán todos los magistrados que integran el fuero: María Servini se excusó por estar a cargo del juzgado electoral, mientras que el juez Luir Rodríguez hizó lo propio argumentando “motivos personales”, informaron fuentes judiciales a Télam.

Si bien actualmente, el Juzgado Federal es subrogado por Sebastián Casanello, debido a un pedido de licencia solicitado por el propio Bonadio, el mismo concluyó el pasado martes tras la muerte del magistrado.

El sorteo será entre los jueces Sebastián Casanello, Rodolfo Canicoba Corral, Ariel Lijo, Sebastián Ramos, Julián Ercolini, Daniel Rafecas, Marcelo Martínez De Giorgi y la jueza Maria Eugenia Capuchetti.

El juez Claudio Bonadio falleció el martes pasado a los 64 años. En 2019, el juez había sido intervenido por un tumor cerebral y se había reincorporado rápidamente al trabajo. Sin embargo, en diciembre su salud se deterioró.

El magistrado estaba a cargo de causas sensibles vinculadas a Hugo y Pablo Moyano, al sindicalista de los porteros y hombre muy cercano al gobierno Víctor Santa María, un expediente contra Julio De Vido por enriquecimiento ilícito y unos pocos derivados del caso cuadernos respecto al entorno de Daniel Muñoz, ex secretario privado de Néstor Kirchner.

Además investigaba la denuncia conocida como “Operación Puf”, un presunto complot para perjudicar el caso cuadernos a través de las investigaciones del juez de Dolores Alejo Ramos Padilla, y dos causas contra Cristina Kirchner: una por unos documentos históricos encontrados en la casa de El Calafate durante un allanamiento; y otra por muebles que la ex jefa de Estado habría trasladado al Sur en aviones oficiales.