*EVANGELIO DEL DÍA*

0
86
💫

💫

Lectura del santo evangelio según san Juan (7,1-2.10.25-30):
EN aquel tiempo, recorría Jesús Galilea, pues no quería andar por Judea porque los judíos trataban de matarlo. Se acercaba la fiesta judía de las Tiendas.Una vez que sus hermanos se hubieron marchado a la fiesta, entonces subió él también, no abiertamente, sino a escondidas.Entonces algunos que eran de Jerusalén dijeron:«¿No es este el que intentan matar? Pues mirad cómo habla abiertamente, y no le dicen nada. ¿Será que los jefes se han convencido de que este es el Mesías? Pero este sabemos de dónde viene, mientras que el Mesías, cuando llegue, nadie sabrá de dónde viene».Entonces Jesús, mientras enseñaba en el templo, gritó:«A mí me conocéis, y conocéis de dónde vengo. Sin embargo, yo no vengo por mi cuenta, sino que el Verdadero es el que me envía; a ese vosotros no lo conocéis; yo lo conozco, porque procedo de él y él me ha enviado».Entonces intentaban agarrarlo; pero nadie le pudo echar mano, porque todavía no había llegado su hora.
Palabra del Señor[27/3 01:01]

Jn 7,1-2.10.25-30: La verdad nos lleva a la plenitud.


1) Astucia: hoy debemos ser astutos, vos y yo. Saber lo que nuestra gente necesita y ayudarla. Hoy, como Iglesia el mejor aporte es la cercanía, estar cercanos, pero sin exponernos al peligro. Cuántas cosas lindas estamos viendo en todo esto duro y difícil. Hasta conciertos en un balcón, recitales en YouTube y gente que aprendió a usar la compu o el celular para no estar aislados. Qué lindo ver la astucia de muchos para llevar esperanza y vida ¿Vos qué estás haciendo por los demás? Ya quedándote en casa tenés un súper punto ¿Hay algo más?


2) ¿De dónde viene?: hoy es mirar tu identidad, saber y recordar quién sos. Comprender tu historia y tener en claro que estás en este mundo para cumplir una misión. Hay gente que te necesita, y hay personas que aún deben encontrarte con tu vida. Porque vos estás llamado a dar vida.


3) Plenitud: no te mientas y no mientas. Sé sincero con vos y así lograrás sentirte y ser libre. No seas esclavo de tus mentiras, ni vivas en un mundo de mentiras. Dios está aquí, con vos, déjalo entrar.