Coronavirus: un (impactante) estudio mostró cómo se expande el virus por todos los órganos del cuerpo

0
302

Un video del Hospital de la Universidad George Washington recrea cómo se expandió el coronavirus en el cuerpo de un hombre que falleció a comienzos de abril. El detalle de los daños se muestra con color amarillo, y se basa en tomografías computarizadas que se realizaron durante su internación.

Para explicar la ferocidad con la cual se expande el coronavirus, un grupo de especialistas reflejaron los datos de un paciente fallecido en un video donde se demuestra cómo avanza el Covid-19. “Puede atacar casi cualquier cosa en el cuerpo con consecuencias devastadoras”, indicó el cardiólogo Harlan Krumholz, de la Universidad de Yale, quien afirma que “su ferocidad es impresionante y nos hace más humildes”.

El virus avanza por tramos pero no se detiene

1 – Pulmones: Una sección transversal muestra a las células inmunes agrupándose en un alveolo inflamado, cuyas paredes se rompen durante el ataque del virus, disminuyendo la toma de oxígeno. Los pacientes tosen, la fiebre sube, y es cada vez se requiere más esfuerzo para respirar.

2 – Hígado: Casi hasta la mitad de los pacientes tienen niveles de enzimas que muestran un hígado con dificultados. Un sistema inmune a toda máquina más las medicinas tomadas para luchar contra el virus pueden causar el daño.

3 – Riñones: El daño en los riñones es común en casos severos y hace que la muerte sea más probable. El virus ataca a los riñones directamente, o el fallo de estos puede ser parte de eventos en todo el cuerpo como la caída de la presión arterial.

4 – Intestinos: Reportes de pacientes y data de biopsias sugieren que el virus puede infectar el tracto gastrointestinal inferior. Cerca del 20% o más tienen diarrea.

5 – Cerebro: En algunos casos de COVID-19 los pacientes tienen ataques cerebrales, convulsiones, confusión mental e inflamación del cerebro. Los doctores están tratando de entender cuáles directamente son causados por el virus.

6 – Ojos: La conjuntivitis es más común en los pacientes más enfermos.

7 – Nariz: Algunos pacientes pierden el sentido del olfato. Los científicos especulan que el virus puede moverse a través de las terminaciones de los nervios y dañar las células.

8 – Corazón y vasos sanguíneos: El virus entra en las células, probablemente también aquellas que se alínean en los vasos sanguíneos, al unirse a los receptores ACE2 en la superficie de la célula. La infección puede promover la coagulación de sangre, ataques cardíacos o inflamación.

Enfermeros chinos se abrazan el día en que se anunció que no hubo muertes por coronavirus
Enfermeros chinos se abrazan el primer día en que se anunció que no hubo muertes por coronavirus.

Los datos a nivel mundial

En marzo, una publicación del JAMA Cardiology documentaba las lesiones en casi el 20% de 416 pacientes hospitalizados por COVID-19 en Wuhan, China. Otro estudio de Wuhan indicó que 44% de 138 pacientes analizados padecían de arritmias.

En Holanda, un estudio de 184 pacientes con COVID-19 reveló que el 38% tenía sangre que coagulaba anormalmente y casi un tercio ya tenía coágulos. Los coágulos de sangre pueden separarse y aterrizar en los pulmones, bloqueando arterias vitales, una condición conocida como embolia pulmonar, que según los informes ha matado a gran número de pacientes con COVID-19.

Este mapa de la devastación que COVID-19 puede infligir en el cuerpo todavía es solo un boceto. Tomará años de investigación minuciosa para aclarar la imagen total de su alcance, y la cascada de efectos cardiovasculares e inmunológicos que podría poner en marcha”, reveló la publicación realizada en Sciencemag.com.