Una jueza de Casación Penal denunció que fue presionada por el gobierno de Mauricio Macri

0
182

02 de mayo de 2020

Una jueza de Casación Penal denunció que fue presionada por el gobierno de Mauricio Macri

Ana María Figueroa sostuvo que «hay independencia del Poder Judicial, pero hubo una etapa previa con presiones», en referencia al gobierno de Mauricio Macri

La jueza de la Cámara Federal de Casación Penal Ana María Figueroa afirmó que «no hay largadas masivas de presos» y destacó que en la actualidad «hay independencia del Poder Judicial, pero hubo una etapa previa a este gobierno donde hubo grandes presiones». 00:00/00:00Loading Ad

Ana María Figueroa se refirió a la polémica por el otorgamiento de prisiones domiciliarias a reclusos en el marco de la pandemia de coronavirus, que llevó al Gobierno a aclarar que las excarcelaciones no dependen del Poder Ejecutivo sino de la Justicia frente a los cuestionamientos de un sector de la oposición y hasta un cacerolazo.

Ana María Figueroa cuando juró como jueza de Cámara de Casación: denunció que fue presionada durante el gobierno de Mauricio Macri

Ana María Figueroa cuando juró como jueza de Cámara de Casación: denunció que fue presionada durante el gobierno de Mauricio Macri

La magistrada sostuvo que «en la Cámara Federal de Casación no hay para nada decisiones de sentencias de liberación o domiciliaria generalizadas» y consideró que «ha habido un conjunto de gente irresponsable que opina desde la ignorancia«.

«El Ejecutivo no nos presiona, por lo menos a mí y creo que a mis colegas tampoco. Hay una verdadera independencia del Poder Judicial y hemos transitado una etapa previa a este gobierno donde hubo grandes presiones, yo he sido víctima«, apuntó la jueza.

En declaraciones al periodista Mariano Martín, la integrante de la Cámara de Casación remarcó que «no se puede decir que un poder larga presos, sabiendo que eso es inexacto» y agregó: «No se pueden decir las barbaridades que uno está escuchando. No hay largadas masivas de presos«.

«Lógicamente, alguien que está privado de la libertad ve la posibilidad de tener un sistema morigerado y lo piden a los tribunales. Obviamente en la mayoría de los casos se niegan«, agregó Ana María Figueroa .

Consultada sobre las «presiones» que dijo sufrir, la jueza afirmó que «un miembro del Ministerio de Justicia, quien estaba por debajo del ministro (Germán) Garavano», ingresó en una oportunidad a su despacho para preguntarle cuándo saldría un fallo.