El tiempo - Tutiempo.net

Se complica la transición en algunos municipios del interior

0
57

21 DE Noviembre 2019 – Intendentes que no consiguieron la reelección demoran la entrega de documentación.A los electos les preocupa conocer el estado de las cuentas para pagar sueldos y aguinaldo.

El gobernador y algunos de los intendentes electos se reunieron ayer para diagramar estrategias de trabajo conjuntas.

La «vieja política» demora la transición en algunos municipios del interior. Muchos de los intendentes históricos, que fracasaron en su intento por continuar en sus cargos, están demorando la entrega de documentación a los mandatarios comunales electos, quienes temen toparse con un panorama que complique el arranque de sus gestiones.

Ayer, intendentes electos del sector de Gustavo Sáenz se reunieron con el también electo mandatario provincial para analizar el panorama que enfrentarán a partir del 10 de diciembre próximo, y el principal tema que dominó la charla giró en torno a las dificultades que están encontrando para acceder a documentación por parte de las gestiones salientes.

En este contexto, muchos temen toparse con imprevistos que pudieran complicar, apenas asumidos en el cargo, los pagos de sueldos y el aguinaldo, que se debe liquidar un puñado de días después, promediando diciembre.

Según lo expuesto por algunos de los intendentes electos, el traspaso de gobierno en sus municipios no se está realizando de manera ordenada y madura, debido a que los intendentes salientes no están brindando información sensible, como el estado financiero de las comunas que tienen a su cargo, cantidad de empleados, recursos con los que cuentan o nivel de endeudamiento, entre otros puntos.

Sáenz buscó llevar tranquilidad a los intendentes de su sector y les aseguró que durante su gestión se va «a trabajar en conjunto para llevar calidad de vida a los salteños, generar mayores oportunidades y hacer crecer a todos los municipios de la provincia».

«A Salta la pondremos de pie si trabajamos todos juntos tirando para el mismo lado», insistió el intendente capitalino y gobernador electo de la Provincia.

Por su parte, los nuevos jefes comunales del interior coincidieron en la necesidad de trabajar en una transformación política.

Información recortada

En diálogo con El Tribuno, el intendente electo de San Ramón de la Nueva Orán, Pablo González, manifestó que presentó su Gabinete de transición el miércoles de la semana pasada, y que «desde entonces hemos hecho notas formales en cada sector, pero solo hemos recibido un informe escrito parcial de la Cooperadora Asistencial con los programas vigentes, pero ningún detalle de ejecución presupuestaria ni tipos de ingresos que tiene».

González recordó que mantuvo una reunión con Lara Gros al día siguiente de las elecciones, durante la cual le planteó la necesidad de que la información de la comuna y el personal municipal estuvieran disponibles para tener diagnóstico de la situación: «Desde lo verbal se mostró de acuerdo con lo expuesto, pero a una semana no hemos tenido ningún informe escrito», admitió González, y consideró que «tal vez necesiten más tiempo para elaborar los informes».

No obstante, explicó que «cuando hicimos notas pidiendo los informes no pusimos plazos, sino que los solicitamos a los efectos de saber cómo vamos a trabajar».

En este sentido, dijo que llevarán adelante un reordenamiento importante en el municipio para lograr la eficiencia que le gente necesita. «Casi el 90 por ciento de la gente, según lo que arrojaron las elecciones, votó la necesidad de un cambio profundo y yo estoy convencido de que ese reordenamiento tiene que ir en línea con lo que los oranenses pidieron».

Finalmente, y respecto de la información solicitada, anticipó: «Quiero poner un tiempo de espera hasta la semana que viene para hacer un nuevo llamado y, si no hay respuesta, llamaré a una conferencia de prensa», para exponer la situación.

«Nuestra preocupación es saber cómo vamos a atender el compromiso de sueldos y aguinaldo apenas asumamos», concluyó.

 Carlos Funes, intendente electo de Embarcación, manifestó a este diario que “hay algunos problemas de los electos en municipios donde los actuales intendentes han perdido después muchos años de gobierno”.
“Es como que no asumieron todavía la derrota y entonces hay problemas para sentarnos a tratar de hacer una transición responsable y prolija”, evaluó.
Funes indicó que mantuvo una conversación telefónica con Llaya, quien lo felicitó por el triunfo, pero que le propuso una reunión para después del 30 de noviembre. “A nosotros nos parece raro que vemos que se llevan papeles y computadoras, no digo que sea algo malo, tal vez lo que sacan es basura -aclaró- pero llama la aten    ción”.
El intendente electo de Embarcación anticipó a El Tribuno que mañana presentará un pedido de reunión para tratar la transición: “Voy a ir con el equipo que armé, con un arquitecto, un contador, un abogado y otros ciudadanos dispuestos a colaborar para que podamos reunirnos y que nos presenten papeles sobre la situación que queda”, en el municipio.

No hay gestos

A su turno, el intendente electo de Pichanal, Sebastián Domínguez, destacó la importancia de la reunión realizada ayer y puntualizó: “En mi caso todavía no puedo reunirme con (Julio) Jalit”. 
“A pesar de que intentamos una manera de hacer una transición ordenada, no hubo un gesto de su parte; pero debo decir que a partir de algunas notas periodísticas, el letrado que asesora a Jalit se comunicó con un representante de mi equipo de transición para decirle que nos quedemos tranquilos, que todo está bien, que se está dejando todo en condiciones”.
“Aseguraron que los sueldos están al día y que están tramitando el dinero del aguinaldo para dejar todo como corresponde”, señaló Domínguez y agregó: “Espero que sea así, pero lo cierto es que no hay contactos con Jalit. El martes teníamos que juntarnos pero no se comunicó nadie con nosotros”. El intendente electo dijo que ahora lo convocaron para reunirse el 6 de diciembre, “pero eso ya no es transición, sino una mera formalidad”, y que “aún así, creo que ni siquiera esa reunión se concretará”.
“Es lamentable lo que está pasando en Pichanal”, se quejó, y denunció que “yo en este momento no tengo ningún dato del municipio, salvo lo que podemos averiguar de manera no oficial”. “Buscamos contactos informales con empleados del gobierno para conocer algo del estado de situación de las cuentas y los empleados”, reconoció. 
Consideró que “esto que pasa en Pichanal es un reflejo de lo que ya denunciamos desde hace tiempo”, y que Jalit “le pone a su partida el sello que tuvieron sus 16 años de gestión: no se respetan las instituciones ni la democracia”.
Por otro lado, Domínguez resaltó que “afortunadamente tenemos un gobernador electo que conoce esta situación y la entiende y, si bien está con sus ocupaciones por su propia transición, conoce la situación y nos brinda todo su apoyo”. 
Durante el encuentro también se abordaron otras problemáticas, como las vinculadas a la salud y la educación.
“Las falencias en salud son comunes a toda la provincia pero tienen su máxima expresión en el interior, por lo que pedimos contar con servicios de atención primaria y hospitales que funcionen”, remarcó Domínguez. 
Explicó también que se abordó la preocupación porque “las escuelas tienen problemáticas en materia edilicia”.
“Cada intendente hizo sus planteos y el gobernador (electo) está escuchando todo”, dijo.
Del encuentro también participaron los intendentes electos de La Merced, Javier Wayar; El Quebrachal, Rolando Rojas; Güemes, Sergio Salvatierra; Las Lajitas, Pini Alabí; La Viña, Alba Sánchez; Campo Quijano, Carlos Folloni; Coronel Moldes, Omar Carrasco; El Tala, Daniel Ponce; Hipólito Yrigoyen, Alfredo Sosa; San Lorenzo, Manuel Saravia; Salta, Bettina Romero; Vaqueros, Daniel Moreno y El Jardín, Carlos López.