El Gobierno habilitó la entrada al país en micros internacionales

0
114

La medida se anunció a través de la Decisión Administrativa 1090/2021, en el marco de más flexibilizaciones en las fronteras que también incluyeron la readecuación de los procedimientos para cruceros antárticos y bioceánicos. Los requisitos para las empresas y los pasajeros.

Mediante la Decisión Administrativa 1090/2021, que fue publicada hoy en el Boletín Oficial y estableció una serie de nuevas flexibilizaciones en las fronteras, el Gobierno nacional habilitó el servicio de transporte internacional terrestre de pasajeros.

En el documento, firmado por el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y los ministros de Salud, Carla Vizzotti, y del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, se aclaró que el ingreso a la Argentina de estos vehículos “deberá realizarse exclusivamente por los corredores seguros habilitados o que en el futuro se habiliten por la autoridad competente

De esta manera, los ómnibus de larga distancia podrán ofrecer el servicio aunque bajo determinadas normas que se implementarán para cumplir con los acuerdos bilaterales que se suscriban en el marco del Acuerdo sobre Transporte Internacional Terrestre (ATIT).

Además, se aclaró que la cartera que conduce Vizzotti “podrá recomendar la suspensión total o parcial de los servicios habilitados” sobre la base de “la evolución de la situación epidemiológica sanitaria en las zonas correspondientes”.

Por otra parte, se precisó que, una vez en el territorio nacional, “las personas que ingresen al país deberán portar, durante los 14 días posteriores a su arribo, la documentación que dé cuenta del cumplimiento de los requisitos sanitarios” exigidos por el Gobierno al momento de su llegada.

En tanto, las empresas que brindan esta prestación estarán obligadas, sin excepción, a “comprobar que el pasajero haya declarado el cumplimiento” de todas las medidas de prevención, como haber completado el esquema de vacunación completo por lo menos 14 días antes y la prueba PCR negativa en origen realizada dentro de las 72 horas previas al viaje, entre otras.

Asimismo, “deberán arbitrar los recaudos para que se conserve la información de ubicación de los pasajeros durante el viaje, para facilitar la trazabilidad y el rastreo de contactos a la autoridad sanitaria competente, si hubiera un caso positivo.

Por otra parte, mediante la misma Decisión Administrativa, el Gobierno avanzó con otras aperturas y, en este sentido, adecuó el reglamento para la actividad de los cruceros hacia la Antártida y los cruceros bioceánicos, y simplificó los protocolos para el relevo de las tripulaciones de buques y aviones internacionales.