Actividades para mantener activo el cerebro

0
106
Cómo podemos ejercitarlo con ciertos hábitos
  • Si te sentís un poco olvidadizo, te cuesta encontrar las palabras exactas para expresarte y sentís que la mente te está fallando, entonces esta guía es para vos.

    Tu cerebro, que según los expertos alcanza su apogeo funcional a los 22 años, ha ido declinando poco a poco desde que tenías unos 27. ¿Cómo podrías volverlo a ser lo que era antes? Muchos científicos creen que la masa de sesos que tenemos puede entrenarse.

    La clave para mantener la mente ágil es desafiarla todo el tiempo con actividades novedosas, como las pruebas que a continuación presentamos.

    Las tareas y actividades de la lista de abajo sirven para reactivar las neuronas:

    1. Escribir de derecha a izquierda con la mano no dominante.

    2. Reubicar los muebles de la casa.

    3. Hacer listas de pendientes.

    4. Pasar un día entero haciendo las cosas a medio ritmo.

    5. Llevar un diario.

    6. Consumir sustancias antioxidantes todos los días.

    7. Cuestionar todo. Preguntar por qué incesantemente.

    Los estudios muestran que todo tipo de factores externos afectan la memoria de corto plazo. De cada uno de los ocho de la lista de abajo, indicá si (a) tiende a hacernos olvidar otras cosas, (b) nos ayuda a recordar.

    1. Ver caras de otras personas.

    2. Oír voces gruesas.

    3. Mover las manos al hablar.

    4. Pasar a través de puertas.

    5. Leer tipos de letra raros.

    Respuestas:

    1. (a) Los rostros distraen. Si querés recordar algo, mirá el suelo o un punto del horizonte; o bien, pedí a todos que te dejen solo unos minutos.

    2. (b) Científicos de la Universidad de Aberdeen, en Escocia, observaron que las frases pronunciadas por hombres de voz gruesa se les grababan más en la memoria a las mujeres que las que decían otros varones de voz aguda.

    3. (b) Susan Goldin-Meadow, profesora de psicología en la Universidad de Chicago, dice que moverlas activa la memoria funcional y puede ayudar a retener datos más tiempo.

    4. (a) Cruzar una puerta podría indicarle al cerebro que deseche la información no esencial que aprendió en la habitación anterior a fin de hacer espacio para nueva información no esencial. Cualquier dato importante (que ese cuarto está en llamas, por ejemplo) se consolida y traslada a la memoria de largo plazo. Como dijo el investigador de la Universidad de Notre Dame, en Indiana, que descubrió este fenómeno, “las aperturas son malas. Evítelas siempre”.

    5. (b) Un pequeño estudio indicó que los tipos de letra raros, especialmente los que son difíciles de leer, hace que nos fijemos más en el texto y prestemos más atención.

    Fuente: Selecciones