miércoles, mayo 29

Acuerdo con el FMI: las primeras repercusiones del mercado por el anuncio del Gobierno

0
109

Este miércoles hubo novedades respecto del acuerdo con el Fondo Monetario. El Gobierno prometió dar más detalles, pero se supo que llegaron a un entendimiento con el organismo. Estos son los primeros ecos de la noticia en la City.

El Gobierno anticipó este miércoles 10 de enero que llegó a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), tras las reuniones que tuvieron representantes del equipo económico con representantes de la misión de organismo en el país. Aún falta conocer los detalles detalles técnicos, las nuevas metas y los montos de los desembolsos que realizará el organismo, pero el mercado ya empieza a evaluar la noticia de un acuerdo y medir posibles impactos en el mercado.

El primer dato que dio un indicio de que la noticia fue bienvenida en la City fue que los bonos en dólares se dispararon hasta más de 11% este miércoles 10 de enero y el riesgo país anotó su mayor caída diaria en siete semanas, tras conocerse que el Gobierno planeaba dar novedades respecto de un acuerdo, aunque luego moderaron la reacción positiva más hacia el cierre. También hubo una buena respuesta de las acciones argentinas en Wall Street, que saltaron hasta casi un 6%.

Y es que, tal como plantea el economista y director de Analytica Claudio Caprarulo, si bien «aún resta ver qué se acordó, en principio, es positivo que haya novedades porque resolver ese frente le permite al Gobierno reducir la incertidumbre«.

En igual sentido, Camilo Tiscornia, director de CyT Asesores Económicos, menciona que «el problema de los pagos al FMI son una preocupación para el Gobierno en la medida que el Banco Central (BCRA) no tiene reservas sólidas». En esa línea evalúa que, «si bien es difícil opinar sobre el acuerdo sin conocer los detalles técnicos aún, es un buen dato que se haya cerrado la negociación».

FMI: un desembolso necesario para pagar deuda

Tiscornia recuerda que el FMI tiene pendiente aún un desembolso con la Argentina y considera que, si se logra destrabar esta situación, ayudaría a despejar los vencimientos en dólares. El país debe afrontar la cancelación de deuda con el organismo por u$s1.915 millones en enero, u$s763 millones en febrero y u$s1.915 millones en abril, lo que totaliza unos u$s4.592 millones en el primer tramo del año.

Eso, por un lado, y, por otro, señala que sería importante que se logre que aporte un monto mayor a los pagos pendientes para robustecer reservas y despejar la incertidumbre que cubrió el mercado en el último tiempo respecto de la política económica del actual Gobierno.

Y es que Sebastián Menescaldi, economista de Eco Go, señala que «es positivo llegar al acuerdo para pagar los vencimientos de capital que hay pendientes hasta abril» y destaca que «es bueno tener el acuerdo con el FMI dentro del programa», pero advierte que, si no se logra captar dinero fresco, no se modifica la proyección hacia adelante de los flujos.

«La situación sigue siendo deficitaria y frágil, pero puede leerse como un aval a que este programa económico podría funcionar por parte del Fondo», dice Menescaldi. Así, el ministro de Economía, Luis Caputo, y el presidente Javier Milei podrían contrarrestar parcialmente la desconfianza que empieza a crecer en ciertos sectores respecto del éxito del programa económico que llevan adelante.

Esa desconfianza está alentada, principalmente, porque la viabilidad del programa se ve empañada por el malhumor social que pueda generar una brusca caída del salario real con una inflación acumulada que estará en torno al 200% anual. Asimismo, preocupa el débil músculo político que tiene el Gobierno, con muy poca fuerza en el Congreso y una postura poco abierta al debate de medidas, lo que le está costando muchos inconvenientes en el camino hacia hacer realidad la desregulación económica que se proponía en un comienzo.

Nuevas metas del FMI: qué esperar

Por otro lado, respecto a lo que se puede anunciar en materia de nuevas metas del FMI, Tiscornia considera que lo que el Gobierno de Milei quiere implementar va en línea con las metas que el FMI podría exigirle. «Lo que ha venido haciendo y algunos objetivos, como el de reducción del déficit fiscal, es más duro que lo que el Fondo propondría, según lo que viene planteando en negociaciones previas. Ya han devaluado muy fuerte, por otro lado, lo que permitió reducir la brecha», detalla.

Así, considera que, en este momento, los requerimientos del organismo parecen más «cumplibles» que antes, por lo menos desde el punto de vista del compromiso, si uno ve lo que se anunció en materia de tarifas también. Sin embargo, Tiscornia apunta que es probable que el FMI le exija al Gobierno desarmar cuanto antes el cepo cambiario y unificar el tipo de cambio. Ahí puede estar un punto débil de Argentina en la negociación.

Lo cierto es que, tal como plantea Caprarulo, es clave que, más allá de las negociaciones y de que se logre el desembolso, «las metas sean realistas porque, si no, como ya pasó en el pasado, no servirá para anclar expectativas». Y opina que «si se logra un buen acuerdo, puede ser hasta un espaldarazo a un plan económico que genera muchas dudas en cuanto a su sostenibilidad».