Acusan al juez Federico Villena de favorecer a una hija de Hugo Moyano

0
245
El mes pasado, mientras Villena subrogaba en un juzgado, pidió el sobreseimiento de Karina Moyano y la devolución de los fondos

El juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, quedó bajo la lupa del Consejo de la Magistratura este lunes luego de que el titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), Diego Iglesias, y una fiscal federal de esa jurisdicción, Cecilia Incardona, solicitaran que se lo investigue por mal desempeño como magistrado.

Según informó La Nación, Iglesias e Incardona sostuvieron que el juez Villena actuó por fuera de la ley con el solo fin de beneficiar a una de las hijas del líder del gremio de los camioneros, Hugo Moyano, al sobreseerla en plena feria judicial, y devolverle casi medio millón de dólares y 600.000 pesos que se encontraban congelados desde hace más de dos años en una causa de narcotráfico que tramita en otro juzgado, no el suyo.

Los fiscales presentaron un recurso de nulidad ante la Cámara Federal de La Plata, aunque Moyano ya recuperó ese dinero, que estaba sujeto a una pesquisa por eventual lavado de activos en la que todavía estaba por determinarse el origen y legalidad de esos fondos.

Karina Moyano estaba implicada en una investigación por narcotráfico que comenzó en 2018, delegada en los fiscales Incardona e Iglesias, y que derivó en una serie de allanamientos y detenciones en septiembre de ese año. En aquel momento, el juez Villena estaba a cargo del juzgado 2 y ordenó, sin que mediara una petición, otro allanamiento en un domicilio vinculado a una detenida y que resultó ser la casa de la hija del sindicalista, donde encontró US$436.670 y $600.000 que quedaron congelados, sin disponer nuevas medidas de prueba ni investigar el origen de los fondos.

Meses después, cuando Juan Pablo Augé quedó al frente del juzgado y Villena fue al juzgado 1, la defensa de Moyano pidió la restitución del dinero, lo que Augé rechazó porque seguía sin acreditarse el origen de los fondos y la investigación se encontraba en pleno trámite. Moyano no apeló.

El mes pasado, sin embargo, transcurrido más de un año y medio desde su anterior presentación, cuando Augé se encontraba de vacaciones y mientras Villena subrogaba su juzgado, el abogado de los Moyano, Daniel Llermanos, pidió el levantamiento de la feria judicial y, sin aducir razón alguna de urgencia, pidió el sobreseimiento de Karina y la devolución de los fondos.