Acusan al príncipe de Arabia Saudita de hackear el celular del creador de Amazon

0
114

22 de enero de 2020 19:07

Acusan al príncipe de Arabia Saudita de hackear el celular del creador de Amazon

Desde la embajada del país árabe en Estados Unidos pidieron que se esclarezca el caso que salpicó al heredero al trono.

Ser el hombre más rico del mundo no le evitó a Jeff Bezos la incomodidad de que le hackearan el celular en 2018. Casi dos años más tarde, los investigadores del caso determinaron que el responsable del ataque cibernético reside en Arabia Saudita: de hecho, podría ser el próximo rey de ese país.

El principal sospechoso por el hackeo a Bezos es el príncipe de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, heredero de la corona, informaron fuentes de la investigación al sitio británico The Guardian.

Bezos, que además de ser el creador de Amazon tiene acciones en The Washington Post, habría sido blanco del ataque cinco meses antes del asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, que trabajaba para ese diario estadounidense.

Khashoggi era un periodista crítico de la familia real de Arabia Saudita

Khashoggi era un periodista crítico de la familia real de Arabia Saudita

Desde la embajada de Arabia Saudita en Washington afirmaron en Twitter que «los informes recientes de los medios que sugieren que el Reino está detrás de un hackeo del teléfono del Sr. Jeff Bezos son absurdos«.

En el mismo mensaje se pidió «una investigación sobre estas acusaciones» para poder «esclarecer los hechos».

De acuerdo con las fuentes citadas por The Guardian, es «altamente probable» que Bin Salman le haya mandado a Bezos por Whatsapp un archivo con software malicioso que le abrió la puerta a la inteligencia saudí.

El envío sospechoso fue el 1 de mayo de 2018 desde la cuenta personal del heredero saudí. En cuestión de horas se había filtrado gran cantidad de información del celular del dueño de Amazon y The Washington Post.

Hasta este punto Bin Salman y Bezos habían tenido una relación cordial.

En enero de 2019 el tabloide National Enquirer publicó datos sobre el affaire que destruyó el matrimonio de Bezos, quien afirmó que esa información sólo podría haber sido obtenida con acceso a su celular.

Por eso el empresario inició una investigación propia con su equipo de seguridad, que eventualmente determinó «con gran confianza» que el saudí estaría detrás del ciberataque.

Aunque con el tiempo se comprobó que el National Enquirer se enteró del affaire de Bezos por el hermano de su amante, el robo de información que permitió la publicación de los detalles todavía no fue resuelto.