martes, abril 16

AFIP te investiga: cuánto dinero podés tener depositado en un banco sin justificar

0
92

La Administración Federal de Ingresos Públicos controla aquellas transacciones bancarias que se realizan cuando superan un monto y no se pueden justificar

La cuestión de cuánto dinero se puede tener depositado en un banco sin declarar constituye una inquietud generalizada entre numerosos argentinos, sobre todo en un entorno donde las transacciones electrónicas y otras actividades financieras ganan protagonismo de manera creciente. En este sentido, es crucial comprender el funcionamiento de este límite y las consecuencias que acarrea para los ciudadanos excederlo, especialmente si está en el medio el control de la Administración Federal de Ingresos Públicos (ANSES).

En la cuenta del banco puede variar la cantidad de dinero que podés tener sin declarar. Esto dependerá, en gran medida, de los ingresos del titular. Los bancos, en general, no suelen comunicar de manera explícita este valor, en su lugar, asignan un «perfil» a cada cliente, estimando las «sumas máximas esperadas» basadas en sus ingresos registrados.

Un punto crucial a tener en cuenta es el límite establecido por AFIP para realizar transferencias sin presentar un justificativo. Debido a la inflación, AFIP actualizó este límite a $400.000 mensuales. Esto abarca todas las operaciones de un contribuyente, incluidas las transferencias recibidas.

Cómo podés justificar el dinero depositado en tu banco

Cuando un banco considera necesario requerir la justificación de los fondos, generalmente se comunica a través de correo electrónico, solicitando la documentación respaldatoria que explique los movimientos financieros.

En una cuenta bancaria puede variar el monto que se pueda tener sin declarar dependiendo de los ingresos del titular

En una cuenta bancaria puede variar el monto que se pueda tener sin declarar dependiendo de los ingresos del titular

Entre los documentos comunes utilizados para respaldar el origen de los fondos se incluyen:

  • las facturas de los últimos seis meses,
  • recibos de sueldo,
  • comprobantes de haberes jubilatorios,
  • certificados de ingresos emitidos por contadores públicos, entre otros.

En situaciones en las que no sea factible justificar total o parcialmente los fondos, es probable que el banco prepare un «Reporte de Operación Sospechosa» (ROS) y lo notifique a la Unidad de Información Financiera (UIF).

La actuación de la UIF varía dependiendo de la magnitud del asunto, ya que no se aborda de la misma manera a quienes no pueden justificar 3 millones de pesos que a quienes carecen de ingresos declarados.

¿Cuándo investiga AFIP a los usuarios?

Es importante tener en cuenta que la AFIP dispone de herramientas para detectar inconsistencias en las declaraciones de los contribuyentes. Si se detectan discrepancias significativas entre los ingresos declarados y los gastos realizados, es probable que la AFIP inicie un proceso de revisión y control para regularizar la situación del contribuyente. Sin embargo, en casos de inconsistencias mínimas o antieconómicas, es menos probable que se inicie una investigación por parte del fisco.

Cuando AFIP detecta inconsistencias entre las declaraciones juradas de los contribuyentes y su situación fiscal real (o declarada), se inicia una investigación. En caso de que estas discrepancias sean significativas y justifiquen la intervención de la AFIP, se llevará a cabo un operativo exhaustivo, seguida de una intimación. 

Un ejemplo de estas inconsistencias puede darse en el caso de un monotributista que presenta gastos elevados en su tarjeta de crédito, los cuales exceden los límites establecidos para su categoría en el régimen del monotributo. Ante esta situación, la AFIP podría intimarlo a recategorizarse o incluso pasarlo directamente al Régimen General, sin descartar la posibilidad de aplicarle multas, entre otras sanciones.