sábado, julio 20

Alberto dejó una deuda con organismos internacionales que llega a los USD 205 millones

0
145

La nueva gestión de Javier Milei deberá afrontar los pagos pendientes si no quiere perder el poder de voto en la OEA y la ONU. Cancillería ya trabaja en negociar los desembolsos. 1

La gestión de Alberto Fernández, no sólo dejó una inflación acumulada del 5.000%, llevando al país a encabezar el rating mundial, un plan de pagos incumplidos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), sino que además desconoció una deuda con organismo internacionales que equivale a 205 millones de dólares.

Así lo puso corroborar el nuevo gobierno de Javier Milei, que tras asumir el poder en diciembre del 2023, se encontró con otro saldo impago de la gestión del Frente de Todos, de la que deberá hacerse cargo si no quiere perder el poder de voto en dichas instituciones.

Se trata de un conjunto de compromisos impagos, siendo la de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la más alta, ya que ronda los 71.7 millones de dólares, a diciembre hasta fines del 2023. Por lo que en sus primeros días de acción, la cancillería argentina, a cargo de Diana Mondino, abonó unos UDS 34 millones.

Otro de los organismos con los que el Estado está en falta es la Organización de Estados Americanos (OEA), donde Argentina preside su Consejo Permanente desde el 1 de enero hasta marzo del 2024. Este compromiso se eleva a los 8,2 millones de dólares.

Además, se le deberían también unos ocho millones en moneda estadounidense a la Organización Mundial de la Salud (OMS), mientras que existe un saldo pendiente de USD 6,9 a la Organización Panamericana de la Salud. En el caso de la Agencia Internacional de Energía Atómica, la deuda asciende a los 6,8 millones de dólares.

La gestión de Alberto también dejó pendiente el pago de unos 4,7 millones de dólares con la Corte Penal internacional de La Haya. A lo que se suman los USD 8,6 a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y otros USD 6,7 millones de dólares a la Organización Internacional del Trabajo.

Si bien gran parte de la sumatoria de deudas tiene que ver con los interese por atrasos en los pagos y la altísima devaluación del peso argentino, el caso es que la salida del Frente de Todos del poder dejó un sinfín de baches económicos que la nueva administración deberá afrontar.