Alberto Fernández mano a mano con Chiche Gelblung: su plan económico, la relación con Cristina Kirchner y su salud

0
144

  • 2019-10-18

El candidato a presidente dio sus definiciones sobre los temas más prioritarios en economía y política.

El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, habló con Chiche Gelblung en Radio Rivadavia, donde dio sus definiciones sobre la actualidad económica del país, su plan para revertir la crisis, la relación con Cristina Kirchner, su compañera de fórmula, y su estado de salud.

Las definiciones de Alberto Fernández

Sobre la intervención del FMI

“Yo no tengo problema en que analicen, quiero que se resuelvan los problemas. Hemos hablado con acreedores externos, y con el Fondo será más complejo pero habrá que hablar. Que Macri haya hecho esto también es porque el Fondo se lo permitió. Cuando yo estuve con el enviado del Fondo le advertí sobre la fuga de capitales, y aun así le dieron más dólares, que han salido del sistema financiero; no específicamente del país, sino que en cajas de seguridad o colchón. En verdad me gustaría que lo expliquen donde fueron. Desde las PASO hasta ahora se fueron más de 18 mil millones de dólares”.

Sobre la actualidad del país

“El mayor daño que hizo Macri es pensando que la inflación iba a bajar si bajaba el consumo. Lleva cuatro años con esa teoría y no le ha rendido. Si usted baja el consumo afecta la producción, si no hay producción aumenta la desocupación. Nos deja 4 millones de pobres pero podrían ser 5 en diciembre. Todos calculamos que vamos a llegar a un índice de 40%”.

“Cuando nosotros llegamos al Gobierno en el 2003, la Argentina estaba en default y recibiendo los resultados de la convertibilidad, lo que le costó a la Argentina una devaluación del 400%. Cuatro años de Macri nos costó un 500% de devaluación. En 2003 quedaron los mismos dólares que los que nos van a dejar ahora. Teníamos 55% de pobreza y ahora un 40% con Macri. Pero antes no teníamos inflación, que ahora puede llegar a 55%. Los efectos de la economía de Macri son peores que los de la Convertibilidad. El escenario es terrible. Nos deja un país hundido económica y socialmente. Volvió a aparecer el hambre como problema. Hasta lo que sé, hasta la semana pasada no se implementó la emergencia alimentaria. Anda de caravana por el país y no usó un centavo para combatir el hambre de los argentinos. La gente tiene miedo a lo que puede seguir haciendo Macri. Yo no pienso echarle la culpa a nadie, pero si dejar en claro lo que nos han dejado”

Su plan para revertir la crisis económica

“Hay que ponerle plata en los bolsillos a los trabajadores y a los jubilados, para poner en marcha la producción, fomentar la exportación para que ingresen dólares. Todo ese esfuerzo hay que hacerlo. El campo gana, pero con un dólar alto le cuesta mucho ganar. La obra pública de verdad puede ayudar a levantar a la Argentina”.

Su relación con Cristina Kirchner

“En el Frente de Todos todos participan. No voy a hacer como Macri que armó un frente y puso a sus amigos. ¿Cómo no voy a hablar con Cristina, si es mi vicepresidenta? Pero la decisión es siempre del presidente. No me da pudor hablar de que voy a trabajar en equipo, tenemos dirigentes con muchas cosas para dar, Cristina tiene un lugar singular, detrás tiene un cúmulo de gente, dio un paso generoso al costado para lograr la unidad”.

“Es una mujer de una gran inteligencia y capacidad política, tiene una alta efectividad comunicativa, ocho años de experiencia como presidente, podemos tener alguna diferencia, pero solo dice cosas interesantes”.

“Nosotros éramos amigos, nos peleamos y nos distanciamos como muchos argentinos, y entendimos que esa distancia permitió que Macri llegue al poder. Tengo el privilegio de tener un vicepresidente amigo. Ni yo ni Cristina somos la misma persona diez años después, la de hoy es una Cristina de gran generosidad y con la misma inteligencia”.

La preocupación de Cristina por la salud de Florencia

“Tiene la preocupación normal de una madre hacia una hija, por un problema de salud y que además está a kilómetros de distancia. No conozco el diagnóstico, pero va evolucionando pero muy lentamente”.

Sobre su estado de salud

“Estoy bien de salud. Como bien, duermo bien. Lo que pasó solo fue un problema menor. Solo a la mañana tengo un problema con la garganta seca y toso un poco”.

“Ya vamos cinco meses de campaña. Engordé como 5 kilos, es que en la campaña en la ruta comemos muchas cosas y nos convidan cosas ricas”

Sobre el armado de su gabinete y la posibilidad de sumar a Lavagna

“Tengo el gabinete casi armado, contando la creación de algunos ministerios y recuperar el rango de los que lo perdieron, como el de salud y el de trabajo”.

“Respeto a Lavagna porque es candidato a presidente, después se verá. Coincidimos muchas cosas con Roberto”.

Sobre Venezuela

“En Venezuela hay un conflicto muy serio, humano, con bloqueos y carencias para poder vivir normalmente. De eso hay que ocuparse y encontrar una solución. La solución no es la intervención, es acercar las partes para alcanzar una mejor democratización e institucionalización”.

Sobre el debate presidencial

“Lo que siento es que un mecanismo forzado, no creo que deba estar regido por ley. 13 minutos por candidato es poco serio. Los debates tienen sentido si son dos o tres personas”.

Sobre la posible transición

“Espero una charla de transición el 28 (de octubre). Necesitamos a la gente tranquila, porque va a llegar un gobierno con otras prioridades, hacia las personas que la están pasando mal. Un chico que no recibe los nutrientes necesarios es un problema para el futuro, en una sociedad del conocimiento. Tendrán un problema en su capacidad de aprender. Eso nos tiene que preocupar. Tenemos un gobierno insensible, que no cree en la escuela pública”.