miércoles, noviembre 25

Alberto: “La idea de Grabois para que la gente explote tierras no es descabellada”

0
131

El presidente Alberto Fernández aseguró que está decidido a permitir la entrega de terrenos estatales a familias que viven hacinadas en grandes centros urbanos. No obstante, aclaró: “La propiedad privada no está en discusión”.

El presidente Alberto Fernández respaldó a Juan Grabois luego del revés judicial que sufrió ayer en Entre Ríos y que lo obligó a retirar a sus militantes de un campo de la familia Etchevehere que había sido ocupado ilegalmente.

Si bien dijo que el caso del establecimiento “Casa Nueva” es una cuestión familiar que dirimió la Justicia sin intervención del gobierno nacional, el jefe de Estado valoró los proyectos del dirigente social para entregarles tierras a las familias pobres. Según declaró en Radio 10, la idea de Grabois de buscar tierras alejadas de los centros urbanos para que las familias hacinadas las explotan debe ser tenida en cuenta por el gobierno. “No es una idea descabellada”, planteó.

“Es una idea para volver a recuperar la vitalidad del campo, porque la realidad dice que en la historia argentina la producción de cultivos como la soja, que cada vez desemplea más gente en los campos, permitió que toda esa gente se hacinara en zonas urbanas donde no tiene lugar donde vivir”, analizó.

El jefe de Estado aseguró que hay que buscar una solución para las familias que viven hacinadas en asentamientos de los grandes centros urbanos. “Por eso, ideas como sacar a la gente de centros urbanos en donde viven hacinadas y ver cómo se pueden desarrollar cultivando la tierra, haciendo una producción ecológica de verduras, de alimentos, es muy valiosa…. Y la verdad es que debiéramos promoverlo eso”.

“Detrás del planteo de Grabois hay algo serio, hay algo razonable, hay algo para discutir”, agregó.

Fernández reconoció que hay muchas tierras del Estado que podrían entregarse a quienes quieran producir. “Deberíamos pensar en permitir que se entreguen las tierras a quienes quieran producir y yo estoy muy decidido a apoyar todo eso, hay una vocación social de volver a lo ecológico, a la producción sin contaminantes y demás”, resaltó.

“Voy a hablar con el gobernador de Entre Ríos para pensar soluciones de ese tipo que sirven y permiten sacar a la gente del hacinamiento en el que viven en zonas súper pobladas como el Rosario, Gran Buenos Aires, Córdoba, Bariloche y darles tierras, algo que socialmente es muy demandado. Y que haya alimentos producidos ecológicamente, sin agrotóxicos. Son todas cosas que se podrían hacer. Tiene un mercado y le darían a mucha gente la posibilidad de vivir dignamente”, continuó.

En ese sentido, el Presidente mencionó que la producción de cultivos como la soja “desempleó gente en los campos y generó hacinamiento en zonas urbanas”.

“Atrás del planteo de Grabois hay algo serio, razonable, para debatir”, dijo Fernández. Cuando le dijeron que Juntos por el Cambio no se prestaba al debate para esos temas, el Presidente contestó: “Ellos niegan la realidad, para ellos el país es de 20 millones de personas. Para nosotros no sobra nadie”.

“Ideas como llevar a la gente sacarla de los centros urbanos y llevarlos a trabajar la tierra, hacer una producción ecológica de verduras y alimentos es muy valioso, debiéramos promoverlas”, agregó. Y mencionó tierras que tiene a disposición el Estado nacional y los provinciales para poner a disposición de este tipo de iniciativas.

Esta mañana Fernández lanzó una serie de tuits en los que destacó el accionar de la Justicia y se distanció de los hechos: “Como somos un Estado Federal este tipo de conflicto son resueltos por los gobiernos provinciales”.

Por otro lado, el Presidente admitió que el campo Casa Nueva no estaba en posesión de Dolores Etchevehere, pero no criticó la forma en que actuó Grabois al llevar 40 integrantes del Proyecto Artigas a trabajar la tierra. «Es verdad que él estaba recibiendo un campo de alguien que se lo cedía, tampoco lo estaba ocupando. Evidentemente había un conflicto familiar de intereses que complicó todo», dijo.