Alberto no viajará a laAntártida y participará delTedeum por el 25de Mayo

0
73

El Presidente decidió quedarse en Buenos Aires por malas condiciones climáticas que habrá esta semana en el continente blanco.

23 de mayo 2022, 13:30hs

El mandatario quería pasar la fecha patria en la escuela de Base Esperanza, pero no podrá cumplirlo. (Foto: NA)
El mandatario quería pasar la fecha patria en la escuela de Base Esperanza, pero no podrá cumplirlo. (Foto: NA)

Finalmente, Alberto Fernández decidió no viajar a la Antártida, adonde tenía previsto encabezar los festejos por el 25 de Mayo, y confirmó que se quedará en Buenos Aires para participar del tradicional Tedeum en la Catedral porteña, en medio de las tensiones con la Iglesia Católica.

La decisión se tomó este lunes por la mañana, luego de que el mandatario recibiera un informe meteorológico que le advertía por las malas condiciones climáticas que habrá esta semana en el continente blanco.

Leé también: Fiesta VIP en Olivos: el juez aceptó la oferta del Presidente y Fabiola Yáñez y serán sobreseídos

Fernández tenía previsto pasar el 25 de Mayo en la escuela que hay en la Base Esperanza y autoridades de la Fuerza Aérea ya tenían listo uno de los aviones Hércules para el viaje. La travesía se iniciaría con un vuelo el martes a la noche hasta Ushuaia y el miércoles, temprano, otro rumbo a la Base Marambio.

De ahí, la idea era que Fernández se dirigiera a la Base Esperanza, donde funciona la escuela número 38 Raúl Alfonsín, la más austral del mundo, para dar un mensaje al país. Finalmente, el plan quedó trunco.

Alberto Fernández asistirá al Tedeum en la Catedral

El cardenal de Buenos Aires, Mario Poli, encabezará el Tedeum. (Foto: Télam)
El cardenal de Buenos Aires, Mario Poli, encabezará el Tedeum. (Foto: Télam)

La cancelación del viaje implica que el Presidente participará del tradicional Tedeum en la Catedral metropolitana, un evento que el mandatario planeaba evitar por la tensión con la Iglesia.

El mandatario no quería exponerse a las fuertes críticas que podría lanzar Mario Poli respecto a los niveles de pobreza y desigualdad en la Argentina. Más aún en un contexto de alta inflación que erosiona, mes a mes, el bolsillo de los argentinos.

Leé también: Mauricio Macri, con la mira en 2023: vuelve a mostrar a sus exministros y toma distancia de la UCR

En los últimos tiempos, además, la relación del jefe de Estado con la Iglesia cambió: desde la última audiencia entre el Presidente y el Papa Francisco, en mayo del año pasado, una sucesión de cortocircuitos dañaron con el vínculo con el Sumo Pontífice.

El malestar del Presidente con el Papa es por el desplante del jefe de la Iglesia Católica al canciller Santiago Cafiero. La cancelación del encuentro fue un día antes de la reunión y el Vaticano comunicó que fue por “razones de salud” de Francisco, por los dolores en su rodilla derecha.

El Presidente estaría molesto con el Papa Francisco, quien no recibió a Santiago Cafiero. (Foto: EFE)
El Presidente estaría molesto con el Papa Francisco, quien no recibió a Santiago Cafiero. (Foto: EFE)

El mismo día que el Papa le canceló la reunión a Cafiero recibió a un grupo de jóvenes misioneros italianos integrantes de las Obras Misionales Pontificias, lo que se hizo público.

La vicepresidenta planea reunirse con Francisco, como anticipó Sergio Rubin en TN, y gestiona un encuentro con el Papa por afuera de la Cancillería, ya que rechaza a Cafiero.

Leé también: Larreta reiteró que si es presidente realizará una reforma previsional y laboral

En medio de la fuerte interna en el Gobierno entre Cristina Kirchner y Alberto Fernández, el Papa recibe a funcionarios que responden a la Vice y no al Presidente: Francisco se reunió con el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, cercano a la vice, y al ministro del Interior Eduardo “Wado” de Pedro, que integra La Cámpora. Pero canceló el encuentro con el Canciller, que responde a Alberto Fernández.

Además, el Papa avisó que no bautizará a Francisco, el hijo de Alberto Fernández y Fabiola Yáñez, que nació a principios de abril y que lleva el nombre del sumo pontífice. El Presidente quería viajar con la primera dama a Roma para bautizar al pequeño hijo de ambos, pero el sumo pontífice se negó, al considerar que eso podría interpretarse como una cuestión política.