Alberto presionó por financiamiento a más plazo y menos tasas mientras elG20define un fondo especial

0
182

En medio de la discusión del G20 por el Fondo de Resiliencia y Sostenibilidad, Fernández volvió a plantear el canje de deuda por naturaleza y abogó por más fondeo para implementar tecnologías menos contaminantes. Cuál fue el compromiso que dejó Argentina antes de la COP26 en Glasgow

Subeditora de Economía y PolíticaActualizado el 31/10/2021 09:19 ESCUCHAR3:00 minutos

En el cierre de la Cumbre de Líderes Ante el G20, el el presidente Alberto Fernández abogó por «canjear deuda externa por acción climática» y menores tasas y plazos de pago más extensos, en medio de la discusión del G20 por la creación de un fondo de Resiliencia y Sostenibilidad que permitiría generar ese nuevo esquema bajo el paraguas del Fondo Monetario Internacional (FMI).

La segunda sesión plenaria tuvo como eje «Cambio Climático y Medio Ambiente», como antesala también a la cumbre de la COP26 en Glasgow, hacia donde parte la comitiva argentina esta tarde. 


Fernández consideró que «avanzar en acuerdos sostenibles en materia de deuda externa» es prioritario y pidió financiamiento para avanzar en la implementación de tecnologías limpias. También dijo que los avances en ese área deberían ser considerados como «bienes públicos globales», lo que facilitaría el acceso.

  financiamiento y acceso a tecnología  

«Sin multilateralismo ambiental, estaremos corriendo todos hacia el abismo», advirtió Fernández y remarcó que «la justicia ambiental requiere justicia financiera global. Sin financiamiento sostenible no habrá desarrollo sostenible», en línea con lo anticipado por Cecilia Todesca el sábado.

  Desde el Gobierno consideran que «el desafío es enorme para los países en desarrollo y de renta media. Esta transición puede ser negativo en términos de cohesión social». El Fondo de Resiliencia y Sostenibilidad del FMI será para los países «de renta media y vulnerables», según definieron los ministros de Finanzas. Eso permite incluir a la Argentina y deja afuera a países como China. 

Para evitar una mayor primarización de las exportaciones «las nuevas reglas ambientales estén respaldadas en evidencia científica para que no constituyan una barrera injustificada al comercio».  

Compromiso climático

Para Fernández, en lo que hace a la acción contra el cambio climático, «los recursos para la implementación del Acuerdo de París siguen siendo insuficientes, especialmente para los países más desfavorecidos». 

La posición argentina sostiene que «son los países desarrollados quienes más se beneficiaron del uso intensivo de los recursos ambientales del planeta durante los últimos siglos», según detalló el Presidente, quien enfatizó «el concepto de responsabilidades comunes pero diferenciadas». 

Para Fernández, los países que produjeron la mayor huella ambiental son los mismos que dominan las tecnologías que pueden reducir el impacto de la producción sobre el medio ambiente y «esa transición tendrá sobre ellos un efecto positivo, no sólo en materia ambiental, sino sobre la producción y el empleo». 

el plan argentino

 Fernández aseguró que la agenda ambiental «ocupa un lugar central en las políticas públicas» y en ese sentido puntualizó que se elevó la Contribución Determinada Nacional un 27,7 por ciento respecto a la de 2016, dos puntos adicionales a la ya presentada en 2020. 

«Se trata de un esfuerzo considerable y consistente con la meta de 1,5° grados centígrados y con la neutralidad de carbono al 2050«, agregó Fernández, quien tras su paso por la capital italiana se dirigirá a la ciudad escocesa de Glasgow.

«Cuidamos especialmente nuestros bosques nativos, promoviendo el arraigo de las poblaciones locales con mejor calidad de vida aseguró durante su exposición, donde estuvo acompañado por el canciller Santiago Cafiero, el ministro de Economía, Martín Guzmán y el sherpa argentino ante el G20 y embajador ante los Estados Unidos, Jorge Argüello.