Alberto,sobre la deuda con el FMI:“Es el mejor acuerdo que Argentina podía conseguir”

0
209

El Presidente recordó las condiciones del endeudamiento y anunció las claves del acuerdo al que llegó su gestión

En el acto de apertura de las 140° Sesiones Ordinarias del Congreso de la Nación, el Presidente volvió a condenar al gobierno anterior por acudir al FMI y luego anunció las claves del acuerdo.

Cuando introdujo el tema recordó que el endeudamiento tomado por Mauricio Macri “no fue autorizado” por el Congreso Nacional “ni fue consultado respecto de las obligaciones que el Estado Nacional asumía al tiempo de tomar la deuda”. “El dinero que ingresó de ese préstamo no fortaleció las reservas del Banco Central porque fue enteramente utilizado para pagar deuda externa insostenible y financiar la fuga de capitales. No quedó nada del dinero recibido en Argentina. Ni un puente ni una carretera. Sólo nos quedó una deuda externa impagable”, dijo.

“Ahora el gobierno de la Argentina ha llegado a un acuerdo con el staff del FMI. Estamos dando un nuevo paso en este tema. Es una deuda inmensa, pero ahora tenemos un camino para solucionarlo. Sin acuerdo no podremos construir certezas para la Argentina”.

Sostuvo que “el nuevo acuerdo no acumulará nueva deuda, es una refinanciación que nos permite no usar dinero argentino para pagar. Tenemos que usar el dinero del FMI, que empezará a pagarse dentro de 4 años y medio”. Estos se iniciarán en 2026 para terminar en 2034.

Y sentenció: “El acuerdo que anunciamos semanas atrás sobre el marco de políticas económicas es el mejor acuerdo que el gobierno de la Argentina podía conseguir. Me hubiera gustado que el gobierno anterior no hubiera recurrido en 2018 al FMI y muchos menos en las condiciones que ya describí. Repito: este es el mejor acuerdo que se podía lograr. Gobernamos con convicciones firmes y con el pragmatismo necesario para saber qué es lo mejor para los argentinos y argentinas”.

Sin ajuste

Además, aclaró que es un acuerdo “sin política de ajuste y con un programa de crecimiento gradual“. Sobre el primer punto, aseguró que no habrá una reforma previsional, y que la edad jubilatoria no será alterada. En ese sentido, mencionó que si una persona quiere seguir trabajando la ley no debería impedírselo.

Por otro lado, aseveró que tampoco habría una reforma laboral: “Los derechos de los que trabajan no pueden ser alterados en su perjuicio. La justicia social jamás puede ser objeto de una negociación”, enfatizó.

En Argentina se acabaron los tarifazos“, prometió, y confirmó que habrá segmentación pero que también las tarifas seguirán a la evolución de los salarios -estarán por debajo de lo que crezcan los sueldos- y por debajo de la inflación.