Alberto:“Terminemos con la payasada, no hay delito en adelantarse en la fila”

0
112
El Presidente aseguró que está en contra de los privilegios, pero cuestionó a la Justicia, a los medios y a la oposición por su reacción tras conocer que decenas de personas cercanas a la política fueron vacunadas de manera ilegal

Desde México, lugar al que viajó para reunirse con su par Andrés Manuel López Obrador y empresarios locales, el presidente Alberto Fernández se refirió al escándalo generado por la vacunación irregular a decenas de personas cercanas a la política, entre ellas, funcionarios de primera línea de su Gobierno y colaboradores muy cercanos a él.

En este sentido, Fernández aseguró que “detesta los privilegios”, criticó a la Justicia y aseguró que cuando tomó conocimiento “perdió a un ministro”.

Desde el Palacio Nacional, sede del Poder Ejecutivo Federal, Fernández defendió al Gobierno del escándalo del vacunatorio VIP y atacó a la Justicia: “El tema de las vacunas es un tema muy sensible y queremos tratar con absoluta seriedad porque el riesgo es que lo terminemos politizando. En circunstancias irregulares se vacunó a un grupo de alrededor de 70 personas”, minimizó el mandatario argentino. Y luego aclaró que “el concepto de irregular es para revisar”, porque “había personal estratégico” dentro de ese listado, que “debería vacunarse”.

Desde México, lugar al que viajó para reunirse con su par Andrés Manuel López Obrador y empresarios locales, el presidente Alberto Fernández se refirió al escándalo generado por la vacunación irregular a decenas de personas cercanas a la política, entre ellas, funcionarios de primera línea de su Gobierno y colaboradores muy cercanos a él.

En este sentido, Fernández aseguró que “detesta los privilegios”, criticó a la Justicia y aseguró que cuando tomó conocimiento “perdió a un ministro”.

Desde el Palacio Nacional, sede del Poder Ejecutivo Federal, Fernández defendió al Gobierno del escándalo del vacunatorio VIP y atacó a la Justicia: “El tema de las vacunas es un tema muy sensible y queremos tratar con absoluta seriedad porque el riesgo es que lo terminemos politizando. En circunstancias irregulares se vacunó a un grupo de alrededor de 70 personas”, minimizó el mandatario argentino. Y luego aclaró que “el concepto de irregular es para revisar”, porque “había personal estratégico” dentro de ese listado, que “debería vacunarse”.