Alex Saab, presunto testaferro de Nicolás Maduro, fue un informante de la DEA

0
115

Se convirtió en una fuente activa de información sobre sobornos que dijo haber pagado a funcionarios chavistas. Su abogado alertó que el empresario teme por la seguridad de su familia que vive en Venezuela

Alex Saab, señalado como testaferro de Nicolás Maduro, se convirtió en colaborador de la Administración para el Control de Drogas (DEA) en 2018 y dio a los agentes información sobre los sobornos que pagó a funcionarios del régimen chavista, según nuevos registros judiciales desvelados el miércoles en el caso de corrupción estrechamente vigilado.

El empresario colombiano perdió casi 10 millones de dólares de su fortuna como parte de su acuerdo de cooperación con los Estados Unidos, que incluyó varias reuniones con las fuerzas del orden estadounidenses en su Colombia natal y en otros lugares.

Sin embargo, fue desactivado como fuente tras incumplir el plazo del 30 de mayo de 2019 para entregarse.

La información aparece en documentos presentados por la fiscalía de manera sellada en febrero de 2021. El juez federal Robert Scola ordenó que se hicieran públicos en una audiencia celebrada este miércoles en los tribunales federales en la que también fijó la semana del 11 de octubre como fecha tentativa del juicio.

De acuerdo con esos documentos, Saab se reunió varias veces con agentes de la DEA y fiscales estadounidenses, entre agosto de 2016 y junio de 2018, cuando firmó el acuerdo de cooperación. A raíz de ese pacto se comunicaba por teléfono, texto y mensajes de voz con los agentes.

El abogado de Alex Saab dijo que temía por la seguridad de la esposa y los hijos de su cliente

Al final de la audiencia el juez ordenó que se hicieran públicos dos documentos y que fuera pública la transcripción de lo que sucedió en una parte de la audiencia, que fue cerrada al público.

El juez le preguntó a la defensa de Saab por qué quería que todos los documentos del caso permanecieran en secreto y el abogado Neil Schuster le explicó que temía por la seguridad de su cliente, ya que su esposa y sus cinco hijos viven en Venezuela, de acuerdo con una transcripción de toda la sesión judicial a la que tuvo acceso AP.

Le adelantó asimismo que quería presentar un pedido de libertad condicional, también de manera sellada.