sábado, noviembre 28

Arcor acelera la inversión para tener fábrica propia en Angola

0
142

15 abril 2020 –

Concretó un desembolso de u$s100.000 y antes de fin de año quiere inaugurar la nueva unidad productiva. Además, realizó un aporte de capital de u$s5 millones para cancelar deuda en Brasil.

Mercados. El 33% de los ingresos de Arcor se generan en el exterior. 

Mercados. El 33% de los ingresos de Arcor se generan en el exterior. 

La pandemia de coronavirus no frenó los planes de inversión en el extranjero de Arcor, una de las principales firmas alimenticias de la Argentina comandada por Luis Pagani. La empresa informó ayer a la Comisión Nacional de Valores que concretó un aporte de capital de u$s100.000 para el proyecto que está llevando adelante en Angola para la puesta en marcha de su propia planta industrial.

Lo cierto es que Arcor está pensando en una expansión mucho más allá de Latinoamérica, donde actualmente está el foco de su negocio, y por eso en 2018 comenzó este proyecto con un socio de aquel país sudafricano, el Grupo Webcor, para instalar una planta de producción donde prevé fabricar golosinas, como el tradicional Bon o Bon y galletitas, entre otros productos. La inversión estimada es de u$s45 millones y cada una de las empresas aportará el 50%, es decir que la empresa de Pagani aportará unos u$s22,5 millones.

Este emprendimiento que estaría concluido a fines de este año, se convirtió quizás en la tabla de salvación para el mediano plazo ante la caída de las ventas que la empresa viene experimentando en la Argentina producto de la crisis económica. Además, con la planta industrial funcionando al 100% en Angola, Arcor lograría llegar con mejores precios y distribución en países vecinos tales como el Congo, Zambia, Namibia y Bostwana, mercados en donde Arcor ya tiene presencia.

En paralelo la empresa también concretó, en las últimas semanas, un aporte de capital a su subsidiaria en Brasil, pero en este caso para cancelar deuda bancaria por un monto total de u$s5 millones. El país vecino es el segundo mercado en importancia para Arcor, después de Argentina, con alrededor del 12% de sus ventas totales.

En tanto, otro de los planes de expansión que planteó la empresa a comienzos de año está enfocado en México, donde tiene previstas compras por hasta u$s100 millones que ejecutaría con su socio local. el Grupo Bimbo SAB.

Mientras tanto, pese a la alta volatilidad en Argentina y en la región, Arcor redujo sus pérdidas en un 90% en 2019, según el balance presentado en marzo pasado. De esta manera la firma argentina tuvo un resultado negativo de $144 millones, mientras en 2018 el declive había acumulado los $1.555 millones. Paralelamente, teniendo en cuenta que el 33% de las ventas de Arcor se generaron en sociedades en el exterior, también resultaron perjudiciales los conflictos políticos y sociales que se produjeron en Chile, Bolivia y Ecuador hacia fines de año.

Más acá en el tiempo y en plena cuarentena obligatoria, las firmas alimenticias son de las pocas actividades exceptuadas para seguir funcionando e incluso las ventas en supermercados se dispararon por el confinamiento obligatorio. A su vez, particularmente Arcor buscó no perderse las tradicionales ventas de Pascuas y por eso organizó el envío a domicilio en Capital Federal de huevos y golosinas de chocolate. La crisis generó una oportunidad que la compañía supo aprovechar.