Argentina podría entrar en default en 2024? La advertencia de una calificadora de riesgos

0
105

Moody’s resaltó la importancia de alcanzar un acuerdo con el FMI con un plan económico sostenible para evitar un default en el 2024

Gabriel Torres, analista de riesgo soberano para la Argentina de Moody’s, alertó que la deuda privada reestructurada en 2019 podría ser defaulteada en 2024, ante la imposibilidad de seguir refinanciándola.

“Los precios de los bonos están bajos y los spread están altísimos. El mercado da por descontado que la Argentina tendrá que reestructurar su deuda nuevamente y nosotros estamos de acuerdo: mantenemos la calificación de la Argentina en un nivel que es consistente con el default”, indicó Torres, tras consultársele sobre por el riesgo país que ya supera los 1800 puntos.

La razón por la que llega a dicha alarmante conclusión es debido a que Argentina deberá afrontar una gran cantidad de vencimientos de deuda para 2024 que son imposibles de pagar si no se refinancian. “Hoy, es imposible hacerlo si la Argentina no tiene acceso a los mercados. Si esto no cambia llegado el momento, irá a un default”, advirtió.

En este sentido resaltó que un acuerdo con el FMI será clave para el futuro económico del país al cumplir dos funciones: ayudar al país a despejar los vencimientos de corto plazo y obligar a diseñar un programa económico para los próximos años. “Si la Argentina entra en un default con el FMI, llegarán otros problemas, los organismos multilaterales no le prestarán más tampoco. Firmar un acuerdo, además, le permite diseñar un plan plurianual, que hasta ahora no se ha dado a conocer”, dijo.

De todos modos, alertó que alcanzar un acuerdo con el FMI no cambiará mucho la situación ya que la clave estará en el plan económico que este atado a ello: “Es posible que haya una reacción positiva inicial. Simplemente, porque antes no había un acuerdo, pero la gran pregunta es si se cumple ese plan, si es consistente. Un plan con el Fondo va a requerir algún proceso de consolidación fiscal en medio de la elección presidencial de 2023, ¿lo hará el Gobierno? Si se cumple a través del tiempo, irá bajando al riesgo país. Es el paso tanto más importante: que se cumpla y se mantenga a través del tiempo”, enfatizó.

Al preguntarle qué otras señales debería enviar el Gobierno a los mercados, Torres indicó que es bueno que se le dé prioridad a pagar su deuda, porque “significa que entiende y acepta que requiere acceder a los mercados”. Sin embargo, también es necesario “reducir algunas de las diferentes vulnerabilidades macroeconómicas, como la inflación y el déficit”.

“Si se miran los datos fiscales de este año, son mejores a los de 2020, y están a la par de muchos otros países. Ha caído el uso del Banco Central para financiarse. En cualquier otro país, esto sería visto como algo positivo. Pero como el Gobierno no da señales de que eso sea parte de un plan integral, no hay confianza en que se continuará este mecanismo de consolidación fiscal de manera consistente. No hay una clara idea de hacia dónde irá el Gobierno el año que viene, por eso la importancia de un acuerdo con el FMI, en el cual se deberán acordar unas metas y se seguirá qué se cumplió y qué no”, indicó Torres.

Con información de La Nación