Aseguran que el 15% de los comercios en shoppings cerrarán por la inactividad económica

0
223

Los centros comerciales tuvieron una gran pérdida del poder adquisitivo por la cuarentena.

La cuarentena por la pandemia de COVID-19 generó estragos en la economía del país. En el caso de los grandes centros comerciales, se estima que alrededor del 15% de los locales tomarán la decisión de cerrar ante la inactividad económica. 

«Ya hay locales que han comunicado que no van a continuar; estimamos que entre 10 y 15% de los locales van a quedar en el camino y seguramente si la situación se extiende vamos a tener más notificaciones de este tipo», señaló el gerente general de la Cámara Argentina de Shopping Centers, Mario Nirenberg.

«Esto se traduce en un desempleo sobre el sector, no sólo que representa la comercialización sino en toda la cadena de producción del shopping center; tenemos mil empresas que tienen este segmento de comercialización en shopping y más de 100 mil empleados que son los que el sector representa», detalló.

Explicó además que «los alquileres no se cobran casi en un 100% y las expensas sólo en aquellos casos que están en actividad pueden pagarlas, por eso hemos pedido asistencia para que los locatarios puedan pagar esos servicios, que son facturas de gas, impuestos, tasas y contribuciones, además de los salarios».

El Indec informó que los grandes centros de compra, que permanecen cerrados desde el 20 de marzo, mostraron durante abril una caída del 98,6% en sus ventas, medidas a precios constantes.

Si se la miden a precios corrientes -sin ajuste por inflación-, durante abril, las ventas de los shoppings alcanzaron $ 274,6 millones, lo que representó una caída de 97,6% respecto del mismo mes del año anterior.

En este contexto, indicó que «estamos planteando la apertura porque estamos en condiciones de asegurar a nuestros clientes y empleados las mejores condiciones de seguridad, tanto o más que los negocios a la calle, hemos presentado un protocolo y estamos dispuestos a asegurar su cumplimiento».

Acerca de los shoppings que están en funcionamiento en el interior del país, señaló que «tienen poca afluencia de público, de manera que el hecho de estar abiertos es más una buena sensación pero no se traduce necesariamente en grandes ventas».