Aseguran que el desmonte es una de las principales causas de desnutrición de los wichi

0
193

Caciques y profesionales de la salud del norte salteño advierten que desde hace 10 años el avance del agronegocio puso en riesgo la población originaria.

Hace 15 Min 1 3

Referentes indígenas y profesionales de la Salud aseguraron que el desmonte en los últimos 10 años, el uso de agrotóxicos en los cultivos de soja y porotos, la falta de agua potable, la prohibición de cortar maderas utilizadas en la elaboración de artesanias y una cobertura médica insuficiente son algunas causas que llevaron a las muertes por desnutrición de la población wichi.

«La causa de la desnutrición es el desmonte. El monte era su hábitat, allí tenían su forma habitual de alimentarse a través de la caza, la pesca y la recolección y ya no lo tienen», dijo Rodolfo Franco, un médico que vive en Misión Chaqueña (Embarcación), donde atiene hace siete años a la gente del lugar y creó, junto a su esposa wichi, un merendero en su casa para alimentar a niños y niñas del lugar.

Rodolfo Franco. Foto Infobae

«Algunas personas en las comunidades lograron armar chacras familiares al conseguir  pozos de agua, pero después fueron abandonándolas porque es muy difícil sostenerlas; hay que comprar semillas y un montón de cosas más, y desde el momento que se siembra hasta la cosecha pasa mucho tiempo», contó.

El médico aseguró a que «entre Misión Chaqueña y Misión Carboncito, a 50 kilómetros de Embarcación, suman 6.000 habitantes y yo soy el único médico».

«Misión Carboncito tendrá ahora unos cinco o seis niños de muy bajo peso, otros 70 menores de tres años de bajo peso y unos quinientos niños mayores de tres años con distintos grados de desnutrición», detalló.

A su vez, indicó que en Misión Chaqueña «hay cerca de 150 niños menores de tres años con bajo peso, 10  con muy bajo peso, y están pasando hambre, sumado a los cuadros de tuberculosis que hay en la zona».

«El estado no hace controles de salud a los niños de tres a doce años, así que estimo que habrá alrededor de mil pibes con desnutrición», aseguró.

Por su parte, Medardo Ávila Vázquez, integrante de la Red de Médicos de Pueblos Fumigados señaló que «se desmontaron más de 1.200.000 hectáreas de monte en los últimos 10 años, entre lo que es la yunga del pedemonte de la cordillera, más el monte chaqueño».

«Ahí viven unos 60.000 wichi que están en un nivel de vulnerabilidad muy grande al destruirse su habitat por el agronegocio», afirmó.

«La gente que antes llevaba una forma de vida adaptada dentro del monte ahora sobrevive como pueden porque incluso cargan agua de donde consiguen con bidones que antes contenían agrotóxicos para las plantaciones», indicó.

Incluso «hay registros de animales nacidos con malformaciones debido al glifosato»

Por su parte, Modesto Rojas, cacique wichi de la comunidad Fwolit ubicada a la altura del kilómetro 5 de la Ruta Nacional  86, en la localidad de Tartagal, contó que en esa zona » viven más o menos 37 comunidades, la mayoría wichi, un comunidad tapiete y tres comunidades guaraní».

Indicó que «aún no llegó la ayuda a todas las comunidades» y relató: «acabo de llegar de la comunidad El Arenal donde no tienen agua potable y los chicos estaban llorando de hambre». (Télam)