Aseguran que el proyecto Los Maitines tiene impronta sustentable

0
342

Los desarrolladores del proyecto en San Lorenzo afirman que no se afectarán los recursos de las viviendas existentes y que no se altera en ningún punto la zona de la quebrada.

El loteo Los Maitines de San Lorenzo, aseguran, es un desarrollo autosustentable y persigue como objetivo distintivo el de una convivencia armónica entre la urbanización y el bosque. Los responsables del proyecto explicaron a El Tribuno que los sorprendió la polémica generada en algunos sectores por el emprendimiento y aseguraron que cada detalle del desarrollo se ajusta plenamente a las normas municipales y provinciales vigentes.

Además dejaron en claro, en primer lugar, que el proyecto no afecta en ningún punto el acceso a los servicios de las viviendas existentes, especialmente agua, y que la zona de emplazamiento no es la quebrada de San Lorenzo.

«Fue una sorpresa para nosotros la polémica que se generó en torno a este proyecto y pensamos que la razón puede ser la desinformación, por lo que estamos abiertos a hacer las aclaraciones que sean necesarias ya que este desarrollo se ajusta a toda normativa existente y tiene un perfil muy amigable con la naturaleza y el entorno», explicaron.

Desde el minuto cero, el proyecto se plantea con una impronta sustentable. «Vamos resaltar la conjunción de la convivencia entre zona urbana y bosque y, para ello, hemos planteado una remediación del bosque, que ha sido degradado por animales y ciertas especies de árboles», explicaron y agregaron que «el marco siempre fue mejorar».

«Queremos que haya tranquilidad en torno al proyecto; creemos que la confusión se dio por unos carteles respecto de que es propiedad privada la quebrada de San Lorenzo, pero este proyecto no tiene nada que ver con esa área, no se accede por ahí y definitivamente no se emplaza ahí», aclararon.

«El proyecto no se desarrolla en la quebrada de San Lorenzo, por lo tanto no incluye la zona en donde se realizan diversas actividades deportivas y de esparcimiento», insistieron.

De hecho, el acceso al loteo se sitúa sobre la ruta 28 cruzando el puente del río San Lorenzo.

El recurso del agua es otro punto que generó preocupación en la zona y los desarrolladores buscaron llevar tranquilidad a los vecinos que viven en ese sector: «El plan tiene un proyecto propio, no va a usar el agua de los vecinos sino que se abastecerá del mismo caudal que ya tiene desde hace años y que toma del río Castellanos, con servicio propio de distribución sin afectar a los vecinos de la zona», explicaron.

De hecho, el problema en San Lorenzo no es la fuente de agua, sino que los inconvenientes en la zona más bien están relacionados con cuestiones ligadas a la falta de infraestructura.

«De acuerdo a los estudios profesionales realizados y a los antecedentes existentes, los cuales están avalados por el organismo de aplicación que es la Secretaría de Recursos Hídricos de la Provincia, sí hay agua suficiente para todos», indicaron y expusieron que «con el caudal de agua que actualmente llega a la propiedad se va a desarrollar el proyecto sin afectar a nadie y sin hacer mayor uso que el solicitado y autorizado».

Por otra parte, el emprendimiento «no se contradice con el ordenamiento territorial ya que estamos en zona amarilla, donde se permite desarrollo urbanístico y hemos dado lugar a participación a la Secretaría de Ambiente para que supervise que se cumpla con los requerimientos para mantener la conservación del bosque».

Si bien el proyecto se desarrolla en un área clasificada como de mediano valor de conservación por la Ley de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos; dicha norma contempla la ejecución de urbanizaciones, obras públicas o de infraestructura, previa obtención de la Certificación Ambiental.

Considerando la normativa, la Secretaría de Ambiente solicitó un Plan de Manejo de Bosques, el cual fue realizado e incluido como parte del Programa de Gestión Ambiental del proyecto.

«La idea es que la gente tenga la oportunidad de hacer sus aportes y consultas para que nosotros, como propietarios y desarrolladores, podamos responder, porque este es un proyecto absolutamente positivo y ajustado a las normas ambientales», señalaron desde la empresa que impulsa el proyecto.

«No vamos a usar los recursos ni la infraestructura existente en San Lorenzo, vamos a tener planta de tratamiento de líquidos cloacales y lo tratado lo vamos a bombear a lagunas preexistentes para luego usarse como riego en zona de remediación de los bosques», detallaron.

Finalmente, los impulsores del proyecto insistieron en la transparencia del proyecto al destacar que «cumplimos con todos y cada uno de los pasos legales que nos plantearon las autoridades en estos tres últimos años desde que iniciamos los trámites».

En ese tiempo, San Lorenzo ha visto gestarse y venderse loteos y construirse casas en otros predios.

«Nosotros tenemos arraigo en el lugar y creemos que el éxito del proyecto será que la gente lo elegirá por la armonía con el bosque», concluyeron.

Los senadores se quieren interiorizar

El Senado aprobó ayer una resolución para que el Ministerio de Producción y Desarrollo Sustentable y la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable informen sobre el desarrollo inmobiliario Los Maitines.
La Cámara Alta solicita copias de los estudios de impacto ambiental y social y declaraciones juradas de aptitud ambiental presentadas por la firma Los Maitines S.A., y copias de dictámenes técnicos con las observaciones emitidas en las actuaciones.