Así funciona el ojo biónico que quiere «devolverle la vista» a los ciegos

0
91

El Sistema de visión biónica Gennaris puede rodear los nervios ópticos dañados y da señales para transmitir desde la retina al centro de visión del cerebro

Un grupo de Investigadores de la Universidad de Monash, Asustralia, están en pleno desarrollo de un dispositivo biónico que podría curar la ceguera humana a través de la colocación de un implante en la superficie del cerebro.

«Las prótesis de visión cortical tienen como objetivo restaurar la percepción visual de quienes han perdido la visión mediante la administración de estimulación eléctrica a la corteza visual», explicó Arthur Lowery, principal investigador del proyecto, indicando que la tecnología podría ayudar también a tratar otras afecciones, como la parálisis de extremidades.

Cómo funciona

El Sistema de visión biónica Gennaris, que lleva más de diez años en desarrollo, fue diseñado para rodear los nervios ópticos dañados y permitir que las señales se transmitan desde la retina al centro de visión del cerebro.

El dispositivo está compuesto por un casco que incluye una cámara y un transmisor inalámbrico, una unidad procesadora de datos y un conjunto de placas de 9x9mm implantados en el cerebro.

La cámara del dispositivo captura el entorno del usuario y envía las imágenes al procesador de visión, donde se procesan para extraer la información más útil.

Finalmente envía los datos de forma inalámbrica al complejo circuito dentro de cada placa implantada en el cerebro, donde los datos se convierten en un patrón de pulsos eléctricos, que estimulan la corteza cerebral a través de microelectrodos delgados como un cabello.

El equipo buscará crear una nueva empresa comercial enfocada en proveer de visión a las personas con cegueras incurables y de movimiento a los paralizados con tetraplejia, transformando su asistencia médica.

Prótesis criolla 

En los últimos días del mes de julio, los profesionales del Hospital Privado Universitario de Córdoba llevaron adelante una importante intervención que permitió abordar una patología tumoral muy poco frecuente y obtener un resultado único en Argentina a partir de combinar innovación y tecnología médica.

El paciente fue diagnosticado de un tumor del cuerpo esternal quístico-aneurismático, fue recibido por el especialista en cirugía de tórax y jefe de Cirugía Torácica de la institución, el doctor Mario Eduardo F. Bustos. El profesional fue quien llevó adelante el caso y realizó la intervención, en un trabajo en conjunto con otros miembros del centro médico.

os profesionales optaron por avanzar con una prótesis de titanio hecha a medida que reemplace el cuerpo esternal y cartílagos intercostales de la segunda y la quinta costilla.

La prótesis es de titanio y hecha a medida que reemplace el cuerpo esternal y cartílagos intercostales de la segunda y la quinta costilla.

No obstante, esta parte de la caja torácica también puede ser afectada por metástasis de otros tumores o tumores de los tejidos adyacentes. El equipo que intervino tuvo como principal objetivo la extracción total del tumor y la colocación de una prótesis que le brindara seguridad y estética al paciente.

Para poder lograrlo, luego de analizar el caso y otras experiencias internacionales, los profesionales optaron por avanzar con una prótesis de titanio hecha a medida que reemplace el cuerpo esternal y cartílagos intercostales de la segunda y la quinta costilla.

Con este paciente en particular, los especialistas tenían que reemplazar todo su cuerpo esternal y quedaría el corazón sin protección del componente óseo de la pared torácica, era necesaria una solución diferente a las habituales. En la búsqueda de esta nueva alternativa se tuvieron en cuenta tanto aspectos técnicos como médicos-quirúrgicos.

f_IProfesional