Atentado a un intendente salteño: los hijos y sobrinos se salvaron de milagro

0
277

El ataque a la familia de Rojelio Nerón se produjo esta madrugada en Santa Victoria Este.

Atentado a un intendente salteño: los hijos y sobrinos se salvaron de milagro

El atentado contra Rojelio Nerón y su familia reviste una gravedad institucional inconmensurable. Ocurrió esta madrugada en Santa Victoria Este y con el correr de las horas se conocieron mayores detalles sobre el ataque. Según indicó el jefe comunal a Salta/12, una patota persiguió a los tiros a sus dos hijos y a sus dos sobrinos.

Los agresores se desplazaban en motocicletas y una camioneta. Cuando Nerón escuchó los disparos (al menos tres), salió rápidamente a la vereda a ver lo que sucedía. «Me preocupé como todo padre, porque mis hijos habían salido», señaló Nerón a Salta/12. Más Noticias

Cuando la patota huyó del lugar, se hicieron presentes otros atacantes que amedrentaron a Nerón al grito de que «un wichi no podía ser el intendente de Santa Victoria Este».

El jefe comunal cuestiona el accionar policial porque según él, no persiguieron a los vándalos sino que lo hicieron con sus hijos y sobrinos. En la puerta de su casa apareció una vaina servida y Nerón sostiene que no se trata de un arma reglamentaria. Versión que desmiente a los policías que aseguran dispararon para dispersar a los violentos.