miércoles, diciembre 1

Autos eléctricos made in Argentina: las tres opciones que quieren dominar el mercado local

0
145

A partir de la Ley de Electromovilidad, que promueve la fabricación de vehículos eléctricos, Coradir, Seroelectric y Volt, piden pista con sus modelos.

Durante su mensaje de apertura de sesiones del Congreso, el presidente Alberto Fernández presentó una Ley de Electromovilidad. Esta normativa impulsa la producción en el país de vehículos eléctricos y su cadena de valor, que comienza con el litio

El proyecto, que incluye incentivos fiscales para la inversión y el reemplazo del parque automotor convencional con modelos eléctricos e híbridos de cara al 2040, aceleró los planes de tres pymes argentinas que ya pusieron en marcha la producción. 

Se trata de Seroelectric, con planta en Morón, provincia de Buenos Aires; la Cordobesa Volt y la puntana Coradir.

La firma Seroelectric arrancó en 2019 a fabricar autos eléctricos para uso urbano con un 80% de componentes nacionales. En 2020 logró la homologación de sus tres modelos: sedan, cargo alto y cargo bajo para circular en calles y avenidas (no en rutas ni autopistas).

Los vehículos son compactos (para dos personas), livianos, y desarrollan una velocidad de hasta 60 km/h, con autonomía de 50 o 100 kilómetros (según la batería sea convencional o de litio). Se cargan enchufándolos a la corriente eléctrica (en cinco horas se obtiene una carga máxima), y su costo es similar al de un vehículo pequeño naftero cero kilómetro (alrededor de u$s 10.000).

Actualmente la firma produce unas 50 unidades mensuales, en su planta del Parque Industrial PITAM de Morón, donde trabajan 15 personas. 

“La movilidad sustentable es algo que se viene en el mundo y la pandemia potenció esta tendencia. Estamos trabajando muchísimo con el modelo utilitario furgón, para hacer entregas de última milla en las grandes ciudades por parte de las empresas de eCommerce”, sostiene Alejandro Bustamante, CEO de S. Bustamante e Hijos, distribuidor oficial Seroelectric.

De las PC a los autos ecológicos

La fabricante de equipos electrónicos e informáticos Coradir es otra de las pymes argentinas que se volcó a la movilidad eléctrica, con su automóvil “Tito”, próximo a lanzarse. 

Con plantas productivas en San Luis, Buenos Aires y Tierra del Fuego, en 2013 había empezado a fabricar baterías de litio para sus computadoras y tablets, y a partir de esta experiencia, comenzó a diseñarlas para autos. 

“Una vez que hicimos la batería, desarrollamos una plataforma sumándole motor y electrónica. Y con esta base, armamos un prototipo completo”, cuenta Juan Manuel Barretto, presidente de Coradir. 

El año pasado, con una inversión de más de u$s 1 milón, la firma instaló y certificó una línea de producción en su planta de San Luis. “La idea es arrancar antes de fin de año la fabricación de 100 vehículos mensuales con 22 personas en la línea”, comenta Barretto

“Es un city car, una categoría de auto pequeño para las ciudades, pero adaptado a la realidad argentina”, explica el CEO de Coradir. “Tendrá cuatro asientos, para andar en familia, y con los de atrás rebatibles para poder ampliar el baúl. Su velocidad máxima es de 60 km/h y tendrá una autonomía de 100 kilómetros. La carga de baterías es de cinco horas, pero se puede hacer en un enchufe estándar”. 

“Lanzamos la preventa de #!Quieromitito y ya tenemos más de 500 pedidos. Hay una nueva generación de consumidores que demanda estos vehículos por conciencia ambiental, y también por economía. Si para un auto mediano el gasto en nafta mensual es de $ 10.000, con uno eléctrico se reduce a $ 1.000 en la factura de luz”, detalla.

El valor del vehículo será de u$s10.000 al cambio oficial. “Queremos que la mayoría de los componentes sean de fabricación nacional y para esto estamos desarrollando proveedores”.

“Uno de los mayores obstáculos para las fabricantes locales es la matricería y los ensayos, que hoy se hacen en el exterior y son muy caros. De todas formas, la Ley de electromovilidad es positiva, ya que reducirá la carga de impuestos y permitirá hacer vehículos más accesibles”, destaca Barretto. 

Desde Córdoba, con tradición fierrera

Fundada hace cinco años en Córdoba por el ingeniero Daniel Parodi, Volt Motors desarrolló tres modelos de autos eléctricos que ya cuentan con licencias de configuración de modelos (LCM).

Se trata del Z1, diseñado para movilidad de personas y materiales en predios cerrados (aeropuertos, countries, parques industriales); el W1, utilitario orientado a logística de materiales, cargas livianas y courier; y el E1, un auto urbano biplaza. 

“Son vehículos construidos con los mismos materiales que se usan en la industria aeroespacial, y están dotados con los últimos avances en materia de electrónica y conectividad”, destaca Parodi. 

La inversión en estos cinco años ronda los $500 millones y el plan es producir unas tres mil unidades anuales, empleando a unas 100 personas en forma directa. La idea es distribuirlos en partes para ser ensamblados, lo que reduce el impacto ambiental de su trasladado. 

Con un valor similar al de un auto de gama media (u$s 17.000), los Volt “tienen un mínimo consumo energético, se cargan en un enchufe convencional y pueden recorrer 100 kilómetros al precio de una taza de café”, apunta Parodi .

La compañía, concebida como de triple impacto, suscribió en 2019 un compromiso con ONU Ambiente, para certificar sus vehículos bajo normas ambientales y promover la movilidad eléctrica en Latinoamérica.