Avanzan en la emergencia para el campo

0
156

Analizan el impacto que genera la sequía en la ganadería y la agricultura.

El ministro De los Ríos se reunió con dirigentes agropecuarios.

El ministro de Producción y Desarrollo Sustentable Martín de los Ríos encabezó ayer una reunión con referentes de las entidades agropecuarias para analizar el nivel de impacto que genera la sequía en la ganadería y la agricultura.

«Dimos unos días de plazo para ver si los pronósticos de lluvia se concretaban. Pero ya culminó la primera semana de enero y la situación meteorológica no se regularizó», afirmó.

La merma del caudal de lluvias, que hace tres años no alcanzan los promedios anuales para la época estival ha puesto en una situación funesta al sector ganadero. No tuvo lugar la natural regeneración de pasturas, dificultando la alimentación del rodeo. «El hecho de que la sequía se esté dando a nivel nacional agravó la situación, impidiendo el traslado o venta a otras provincias», explicó el titular de la Sociedad Rural de Salta Carlos Segón. «Esta situación afecta a pequeños y medianos productores que se están desprendiendo de los terneros, realizando destetes precoces, etc. Y también a los feed-lots que tienen una rentabilidad muy negativa», manifestó Segón.

La falta de precipitaciones también genera preocupación en el sector agrícola, ya que si bien se pudieron realizar algunas siembras en sectores aislados donde llovió, se trata del 20% de la plantación proyectada a esta altura del año.

El sector limonero tuvo un año muy complejo por la caída de los precios en los subproductos, sumándose también ahora la sequía.

Durante el encuentro se definió poner en marcha los mecanismos previstos en la Ley Provincial 6.241 para declarar la Emergencia Agropecuaria en la provincia.

«Llovió muy poco y no hay humedad para sembrar», describió días atrás a El Tribuno el presidente de la Sociedad Rural Salteña, Carlos Segón. Explicó que incluso ese pequeño porcentaje de tierra plantada corre riesgo de no prosperar por el pronóstico meteorológico de poca agua que se anticipa para la zona productiva de Salta.

«La situación ganadera es peor. En la zona de Rivadavia ya hay mortandad de hacienda de los pequeños productores chaqueños», contó Segón.

En la reunión de ayer también participaron Milagro Patrón Costas, secretaria de Desarrollo Agropecuario; Joaquín Elizalde, vicepresidente de la Sociedad Rural Salteña; Ignacio Vidal, presidente de Prograno, e Ignacio García del Río, referente del sector citrícola.

f: El Tribuno