Beatriz Sarlo: “Me ofrecieron la vacuna bajo la mesa y dije: ´Prefiero morirme ahogada de Covid´”

0
226
La escritora y ensayista hizo una sorprendente confesión en televisión al reconocer que le ofrecieron la vacuna Sputnik V de forma poco transparente y se negó por principios éticos
Tras la polémica en torno a la posibilidad de vacunar a famosos y personalidades destacadas con la Sputnik V para aumentar la confianza en el antídoto (Moria Casan sería inoculada mañana viernes), una afirmación de Beatriz Sarlo plantea la posibilidad de que exista una lista “blue” con personalidades que tienen prioridad para acceder a la vacuna. En el programa de A Dos Voces que se emite por la señal TN aseguró que le ofrecieron la vacuna Sputnik V “por debajo de la mesa” y que ella se negó por una cuestión de ética.

Las declaraciones surgieron a raíz de un acalorado debate entre la escritora y el diputado camporista Mariano Recalde acerca de la corrupción en la política argentina y sobre las maneras de proceder de la Justicia, a raíz de la reducción de la condena del exvicepresidente Amado Boudou. Fue en ese intercambio de posturas que Sarlo revelo un testimonio que sorprendió a todos los presentes en el estudio.

“No puede ser que los políticos y los intelectuales estemos metidos absolutamente en una discusión sobre la corrupción. Tiene que haber un acuerdo político e intelectual para que aquellos que hayan delinquido vayan presos, se llamen Amado Boudou, Cristina Kirchner, Mauricio Macri o el Espíritu Santo, sin importar su naturaleza humana o transhumana”, dijo Sarlo.

Y sentenció, en referencia al caso Boudou: “No puede ser que se ponga en discusión sobre si alguien va a ser juzgado, la condena o la posible condena, y si tiene derecho a un curso de filosofía”.

Fue entonces que Recalde acotó: “Otro de los acuerdos que deberíamos lograr es no condenar a través de los medios de comunicación y que los delitos cometidos por Beatriz Sarlo, Marcelo Bonelli o quien sea, sean juzgados en el Poder Judicial”.

Sarlo, inmediatamente tomó el guante y contestó: “Por el momento, no cometí ninguno [delito]. Incluso me ofrecieron la vacuna por debajo de la mesa y dije: «Jamás, prefiero morirme ahogada de Covid». Así que por el momento, ninguno”.