Beneficiado:el Gobierno le otorgó a Boudou un crédito hipotecario a 30 años a tasa cero

0
286
El ex vicepresidente podrá pedir hasta 4 millones de pesos para construirse algo en Quilmes para pasar su prisión domiciliaria Junto al ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, el presidente Alberto Fernández encabezó este martes el sorteo de la línea Créditos Casa Propia para la refacción y construcción de 87.000 viviendas y luego publicó el listado de los adjudicatarios, que tenía una gran sorpresa.

Entre las 790 páginas del documento de “Participantes Sorteo Casa Propia – Construcción”, como adjudicatario de un crédito a tasa cero de la localidad de Quilmes, aparece Amado Boudou.

El exvicepresidente figura con su nombre y número de CUIT como adjudicatario de un préstamo hipotecario Casa Propia – Construcción, una línea que entrega 22.000 beneficios “con el objetivo de que más familias puedan acceder a la casa propia, esta línea posibilita el acceso al crédito para la construcción de viviendas nuevas de hasta 60 metros cuadrados que se asienten en lote propio”, según describe el propio Ministerio.

Ahora Boudou, a tasa cero, podrá construirse en Quilmes un lugar más cómodo para estar detenido y para dar clases magistrales en la Universidad de Buenos Aires (UBA) pidiendo hasta 4 millones de pesos, que podrá devolver hasta en 30 años y que se actualiza con la fórmula Hog.ar, es decir, una tasa fija con capital ajustable con relación a la evolución de los salarios que se da por el Coeficiente de Variación Salarial publicado por el Indec.

Los créditos establecen que se puede financiar hasta el 100% de la obra, por lo tanto, el detenido beneficiado no tuvo la necesidad de generar ahorros previos. Ni siquiera es necesario pagar un arquitecto, ya que hay modelos de viviendas que pone a disposición el ministerio para reducir los plazos de ejecución de la obra.

Lo que no se entiende es cómo Boudou pudo postularse a este sistema de construcción que el Gobierno enarbola como bandera de la política de vivienda cuando el crédito Casa Propia establece que no se debe ser propietario o copropietario de bienes inmuebles.

Además, todo aquel que haya tenido algún “antecedente financiero desfavorable en los últimos nueve meses, no podrá postularse”. Pero la norma nada dice de quienes hayan sido juzgados por todas las instancias, incluida la Corte Suprema de Justicia, y que tengan firme una sentencia que lo condena a 5 años y 10 meses de cárcel por los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública.

En el acto de sorteo, Ferraresi dijo que el programa Casa Propia “genera un circuito virtuoso que tiene que ver con concretar sueños reales de argentinos y aparte es federal, se desarrolla en todas las provincias, en todos los municipios, y tiene que ver con el trabajo, con la dignidad y con poner a la Argentina de pie”. Hubo un total de 128.745 inscriptos de las 23 provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Casa Propia otorgará 65.000 créditos personales, con un plazo de 36 meses y tres meses de gracia: 50% para la compra de materiales y el resto, para la contratación de mano de obra. De ellos, 40.000 préstamos son por un monto de $100.000 y los restantes, por $240.000.

Los otros 22.000 créditos son hipotecarios destinados a la construcción de viviendas nuevas de hasta 60 metros cuadrados de superficie en lote propio, por un monto máximo de 4 millones de pesos cada uno, con un plazo de hasta 30 años para el pago y una financiación del 100%, por lo que no se necesita contar con ahorros previos.