Biden anticipó que este viernes su gobierno habrá aplicado100 millones de vacunas contra el COVID-19

0
288

El mandatario estadounidense se declaró “orgulloso” de que la campaña de inoculación llegue a esa cifra antes de los primeros 60 días de su gobierno cuando su objetivo era hacerlo en 100

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla sobre la campaña de vacunación durante un evento de respuesta a la pandemia en la Sala Este de la Casa Blanca el 18 de marzo de 2021.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el jueves que su objetivo de administrar 100 millones de vacunas contra el covid-19 durante su gobierno se cumplirá el viernes, mucho antes de la meta original.

“Estoy orgulloso de anunciar que mañana (…) habremos cumplido mi objetivo”, afirmó en una alocución en la Casa Blanca. Biden había dicho inicialmente que quería llegar a la cifra en 100 días, pero ese objetivo se habrá alcanzado en menos de 60.

El objetivo de 100 millones de dosis se anunció por primera vez el 8 de diciembre, días antes de que Estados Unidos tuviera siquiera una vacuna autorizada para el COVID-19. Cuando Biden tomó posesión de su cargo el 20 de enero, Estados Unidos ya había administrado 20 millones de vacunas a un ritmo de aproximadamente un millón de dosis al día, lo que provocó quejas en aquel momento de que el objetivo de Biden no era lo suficientemente ambicioso. Rápidamente lo revisó al alza hasta los 150 millones de dosis en sus primeros 100 días.

Ahora, Estados Unidos está inyectando una media de unos 2,2 millones de dosis al día, y es probable que el ritmo de vacunación aumente drásticamente a finales de este mes junto con el aumento previsto del suministro de vacunas.

"Es un imperativo moral y de salud pública garantizar que todas las personas que residen en los Estados Unidos tengan acceso a la vacuna", anunció el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) en un comunicado. EFE/EPA/JUSTIN LANE/Archivo

«Es un imperativo moral y de salud pública garantizar que todas las personas que residen en los Estados Unidos tengan acceso a la vacuna», anunció el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) en un comunicado. EFE/EPA/JUSTIN LANE/Archivo

Según los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, desde la toma de posesión de Biden se han notificado a la agencia inyecciones de 96 millones de dosis, pero esos informes van con retraso respecto a la fecha real de administración. Las líneas de tendencia de la vacunación apuntan a que Biden superó la marca de los 100 millones el jueves, y es probable que las cifras sean confirmadas por los CDC durante el fin de semana.

El presidente se ha movilizado para acelerar las entregas de vacunas de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson, así como para ampliar el número de lugares para recibir vacunas y las personas que pueden administrarlas, con un enfoque en el aumento de la capacidad de la nación para inyectar dosis a medida que se eliminan las limitaciones de suministro.

Biden aseguró que el país obtendrá suficientes dosis para inocular a toda la población en mayo, dos meses antes de lo esperado, y llamó a todos los estados a que levanten las restricciones de edad para aplicar las vacunas de manera que todos los mayores de 18 años que quieran obtener una puedan hacerlo.

El riesgo de establecer expectativas demasiado halagüeñas es que una administración se defina por su incumplimiento, como en mayo de 2020, cuando el presidente Donald Trump dijo que la nación había “prevalecido” sobre el virus.

En ese momento, el país había visto unas 80.000 muertes por el virus. Esta semana, la cifra de muertos en Estados Unidos superó los 538.000. El enfoque laxo y la falta de credibilidad de Trump también contribuyeron a la escasa adhesión a las normas de seguridad pública entre el público estadounidense.

Antes de estas declaraciones de Biden, la Casa Blanca anunció que Estados Unidos está haciendo planes para enviar un total de 4 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 de AstraZeneca a México y Canadá, en lo que será su primera acción de esta naturaleza.

La secretaria de prensa, Jen Psaki, dijo que la administración estaba ultimando los esfuerzos para distribuir 2,5 millones de dosis a México y 1,5 millones a Canadá como “préstamo”. Los detalles aún se están elaborando.

“Nuestra primera prioridad sigue siendo vacunar a la población estadounidense”, dijo Psaki. Pero añadió que “asegurar que nuestros vecinos puedan contener el virus es un paso de misión crítica, es de misión crítica para acabar con la pandemia.”

Con información de AFP y AP