miércoles, noviembre 25

Caso Nisman: le quitaron la tobillera electrónica a Diego Lagomarsino

0
62
El Juez Ercolini había dispuesto la colocación de la misma en noviembre de 2017. Mientras tanto, tiene prohibido tanto salir del país, como el alejamiento de su domicilio por más de 24 horas.

El 18 de enero del 2015, Alberto Nisman fue encontrado muerto con un tiro en la cabeza en el baño de su departamento de Puerto Madero. El disparo había sido efectuado con un arma que le había proporcionado el día anterior Diego Lagomarsino, un hombre con quien trabajaba el fiscal en el área informática. Según lo establecido por la Justicia, se trató de un homicidio, y Lagomarsino fue procesado como partícipe del presunto asesinato.

Más de dos años después, en noviembre del 2017, el juez federal Julián Ercolini dispuso que al perito le fuese colocada una tobillera electrónica como medida para asegurar su presencia en la causa judicial ante el llamado a indagatoria por la muerte del fiscal.

Hoy, a tres años de su colocación, Ercolini aceptó el pedido de la defensa de Lagomarsino para no utilizar el dispositivo y sus argumentos se basan en que el procesado cumplió con todas las disposiciones de la Justicia sobre el uso de la pulsera que le impedía alejarse más de 100 kilómetros de su domicilio.

Así mismo, recibió el aval de el fiscal Eduardo Taiano y el abogado Pablo Lanusse, quien representa a la madre y hermana de Nisman.

Sin embargo, la Justicia dispuso que deberá aceptar ciertas restricciones y cumplir con lo establecido: entre las cuestiones pautadas, tiene prohibido alejarse de su domicilio por más de 24 horas sin aviso; deberá presentarse cada 15 días en tribunales -lo cual en este momento se encuentra suspendido por la pandemia-; y no tiene permitido salir del país.