CausaCamioneros:dictaron prisión preventiva para los sindicalistas pero les otorgaron arresto domiciliario

0
162

Se trata de Cabaleyro y Espíndola, acusados de extorsión a una empresa alimenticia del interior bonaerense.

La Justicia dictaminó la prisión preventiva para dos referentes del Sindicato de Choferes de Camiones, que dirige Hugo Moyano, por el bloqueo a una planta distribuidora de alimentos en la localidad bonaerense de San Pedro.

Se trata del delegado regional del gremio, Maximiliano Cabaleyro y el concejal del Frente de Todos, Fernando Espíndola, también representante de Camioneros. Ambos se encuentran detenidos, desde febrero de este año, tras protagonizar una violenta protesta.

El juez de la causa determinó que ambos permanecer detenidos mientras se lleva a cabo el proceso que los llevará a juicio, al menos por los próximos ocho meses, plazo en el que recién podrán revisar la medida.

Sin embargo, el abogado Mauricio Gugger, que defiende a ambos imputados por extorsión y coacción, logró que se los beneficie con arresto domiciliario, por lo que los dos sindicalistas permanecerán detenidos pero en sus viviendas, con pulsera electrónica y bajo la tutela de sus esposas.

Esta medida despertó el enojo por parte de la querella, en ese sentido la abogada Florencia Arietto que representa al Movimiento Empresarial Antibloqueo (MEAB), anunció que apelará la decisión de beneficiarlos con el arresto domiciliario y destacó que la prisión preventiva era inevitable por la gran cantidad de pruebas que constan en la causa.

Durante la audiencia, el defensor de los sindicalistas había pedido la libertad, que fue denegada, por lo que rápidamente solicitó el arresto domiciliario, argumentando que por el mal “estado de los establecimientos carcelarios”, los acusados se ven en situación de vulnerabilidad por no gozar de “salud plena”.

Cabe destacar que Cabaleyro dijo ser un adicto en recuperación, que hace cuatro años y nueve meses que no consume marihuana y cocaína. Además señaló que en la DDI las condiciones de detención eran precarias, que comparte celda con otras nueve personas y que comía solo cuando su familia le llevaba alimentos.

Por su parte, Espíndola había señalado que tiene asma, úlcera de duodeno y gastritis crónica, que en la DDI no cuentan con agua caliente por lo que se tenía que bañar “por partes con un tacho”.

El origen de la denuncia

El hecho por el que se encuentran acusados los sindicalistas cercanos a Hugo Moyano, se originó en febrero de 2021, cuando la empresa de alimentos “Rey Distribución” denunció a los gremialistas de Camioneros, Cabaleyro y Espíndola y a algunos empleados de la firma, por un supuesto “pedido de coimas” a cambio de que puedan “trabajar tranquilos”.

La situación se agravó cuando se generó una protesta en la fábrica, que el sindicato atribuyó a irregularidades en las condiciones de trabajo de los empleados, aquí es donde entra Moyano quien viajó al interior bonaerense para respaldar la medida de fuerza y acusó al Intendente Manuel Passaglia, de Juntos por el Cambio, de provocar estas acciones.

Finalmente, todo terminó en la Justicia cuando el Movimiento Empresarial Antibloqueo (MEAB), que representa Florencia Arietto, acusó a los manifestantes por “extorsión”, ya que impedían a los camiones salir a trabajar.

Por dicha razón, el magistrado a cargo de la imputación, dispuso la prohibición de contacto por cualquier medio con los integrantes de la familia Rey, sus familiares, la firma comercial o cualquier integrante de la empresa o testigo vinculado. Además abstenerse de “realizar actos de perturbación y/o intimidación” en relación a Rey Distribución.