Cepo a la exportación de carne: el campo pide cambios rotundos

0
342
Diferentes sectores de la cadena de ganados y carnes se reunieron en Olavarría y volvieron a manifestar su rechazo a a la política agropecuaria del Gobierno nacional. Se llevó a cabo un nuevo Consejo Directivo Abierto de productores agropecuarios, en esta ocasión realizado en el predio de la Sociedad Rural de Olavarría y convocado por la CARBAP (Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa).

Allí los representantes de la producción debatieron sobre la planificación en caso de que el Gobierno decida continuar con el cepo a la exportación de carne, que vence el próximo 31 de agosto. En estos momentos la política permite comercializar al mundo un máximo del 50% del promedio exportado en 2020.

En total asistieron alrededor de 200 productores que evaluaron posibles medidas de protestas si no hay cambios rotundos de parte del oficialismo. Se mencionó la posibilidad de un cese de exportación.

Publicidad

Horacio Salaberri, presidente de CARBAP expresó: “Nos juntó el espanto, la adversidad y un Gobierno que no nos escucha. Sin embargo, tenemos que trabajar de manera coordinada, organizada y ampliar la base de reclamo sumando a otros sectores que están complicados como nosotros, para de esa manera dar un salto de calidad en la propuesta. La paciencia es compleja y las necesidades son muchas”.

Gabriel De Raedemaeker, vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas, también manifestó su descontento: “El Gobierno nos puso en la vereda de enfrente, ha elegido el escenario de pelea en lugar del escenario de concertación, de propiciar la producción y el ingreso de divisas y la generación de mano de obra”.

“Hay un 50% de pobreza, que nos duele y avergüenza y el Gobierno limita la producción. Nosotros no podemos más que seguir insistiendo en el camino del diálogo y de advertencia hacia un Gobierno que siempre se ha mostrado hostil con la producción”, agregó De Raedemaeker.

Publicidad

Por su parte, Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina, declaró: “El Gobierno nos quiere disciplinar y durante la pandemia nos encerraron, mientras en la Quinta de Olivos estaban de fiesta”.

“No tienen códigos, no respetan los acuerdos y ahora nos proponen un Plan Ganadero. El mejor plan es la no intervención del Estado en el mercado. Como sector que somos estamos muy pasivos. Entre todos debemos encontrar una salida a una problemática muy compleja”, sentenció Schiariti.

Publicidad