jueves, febrero 29

“Chau perrihijos, que se diviertan”: los detalles del campamento canino que es furor en Saavedra

0
77

Bárbara Jaidar, de 27 años, es la emprendedora detrás de una actividad pionera para las mascotas.

En algunas casas, una mascota puede ser un miembro más de la familia y merecedor de los mimos más caprichosos. De eso se encarga Bárbara Jaidar, una joven de 27 años de Saavedra, que se dedica a que los perros tengan vidas más felices.

En su emprendimiento, ofrece snacks, paseos grupales, excursiones al río y al bosque junto a su guardería canina. Sin embargo, en los últimos días, ganó reconocimiento debido a una innovadora propuesta: el primer campamento de perros de la Argentina.

Bajo el lema “vida de perro, perro feliz”, Bárbara se encarga de ofrecer servicios de adiestramiento para los “peluditos”, en donde se vincula con ellos de una forma cercana para que aprendan a socializar y llevar una vida más saludable. “Son un grupo de amigos, como en el colegio”, expresó en diálogo con TN.

Si bien existen muchos paseadores y cuidadores, la joven tuvo una idea que revolucionó las redes en cuestión de horas. “La idea del campamento surge como una fiesta de cierre de año”, indicó mientras explicaba que todos los participantes fueron los perros que asistieron a la guardería durante el año. Por esta razón, la celebración venía a felicitar a todos los “egresaditos”.

Video Placeholder

Según Bárbara, el campamento fue un regalo para los «egresaditos 2023» de la guardería. (Video: TikTok/cristinalaperra.s)

Según Jaidar, en un principio, la idea era hacer un campamento con pool party. Ella está construyendo una casa en un terreno que tiene en Moreno para que los canes tengan un lugar más cómodo en donde jugar, por lo cual era perfecto para pasar un día soleado en la pileta. Sin embargo, pese a la planificación y el esfuerzo, las cosas no salieron como ella las esperaba.

Un día antes, ella fue hasta el lugar para dejar todo listo para cuando llegaran los invitados, pero cuando quiso hacerlo se dio cuenta de que habían entrado a robar y, entre las cosas que se llevaron, estaba la pileta que iban a usar. De esta manera, pensó que lo mejor sería cancelar el campamento, ya que no tenía las cosas necesarias para que todo salga como ella quería.

Estaba completamente triste, no tenía ganas de ir”, aseguró. Los “padres” se indignaron, pero estaban dispuestos a hacer lo necesario para que la jornada se lleve a cabo. “Todos empezaron a decirme: ‘No, como lo vas a cancelar. Vayamos igual’. Así que se pusieron de acuerdo para comprar una pileta nueva, pero ya no llegábamos con los tiempos. De todas maneras, decidimos ir igual porque la idea era que ellos estén todos juntos”.

Así fue cómo este martes se juntaron a las 7 de la mañana en Parque Saavedra para emprender la aventura. Allí, los esperaba un micro escolar y desde afuera los dueños despedían a sus “perrihijos” con emoción por la experiencia que estaban por vivir. “Fue un momento increíble”, recordó Bárbara.

Video Placeholder

Así se despedían los «padres» de sus «perrihijos». (Foto: TikTok/cristinalaperra.s)

El dog camp fue una actividad de un día y entre las atracciones que más disfrutaron los “egresaditos” fue una gran montaña de arena en donde corrieron y jugaron toda la tarde. Según la joven, la salida fue un regalo por parte de la guardería y no tuvo un costo alguno, aunque “sí tendrá un valor” si empiezan a hacerlo más seguido.

Leé también: Es millonario y volvió al país tras el triunfo de Milei: planea abrir una empresa y promete sueldos altos

"Los amo como si fueran míos", expresó Bárbara, la creadora del primer campamento perruno de Argentina. (Foto: Gentileza Bárbara Jaidar)
«Los amo como si fueran míos», expresó Bárbara, la creadora del primer campamento perruno de Argentina. (Foto: Gentileza Bárbara Jaidar)

Con respecto al trabajo que hacen en su emprendimiento, Jaidar afirmó: “Creo que lo que nos hace únicos es la dedicación y el compromiso con el cual trabajamos. Me parece super importante que los perros sean sociales y se lleven bien entre ellos, así que soy muy perfeccionista en su adaptación”. Según explicó, cada uno pasa por una entrevista y un período en el cual comienzan a probar si está apto para socializar con el resto. Una vez que lo atraviesa, “se vuelve uno más del grupo de amigos”.

Bárbara, que dice ser minuciosa con las medidas de seguridad, asegura que siente como propios a los canes que van a su casa y se emociona al ver el trabajo realizado. “Los amo y los cuido como si fueran míos”, cerró.