viernes, noviembre 27

China siembra dudas sobre Wuhan como epicentro de la pandemia

0
86
Criticado por haber permitido que el virus se expanda por todo el mundo, el Gigante Asiático quiere limpiar su imagen en occidente sembrando dudas sobre el origen del Covid-19 A través de su imperio estatal de medios, el régimen comunista ha comenzado a  poner en duda a Wuhan como epicentro de la Pandemia. El plan es claro: el virus fue importado a su país desde algún otro punto del planeta. Pero, ¿cómo pudo ocurrir eso? a través de los productos congelados.

Por medio del órgano propagandístico Global Times, el PCC intenta instalar que pudieron ser productos congelados los que llevaron el virus a aquella ciudad capital de Hubei, contrariamente a lo que se creía. “Las sospechas sobre la fuente real de COVID-19 están aumentando en China, y se informan más casos en los que se ha encontrado el virus vivo en el empaque de alimentos congelados importados. Se cree que estos casos son los principales sospechosos de infectar a los trabajadores de la industria de la cadena de frío en Beijing y Qingdao, provincia de Shandong, en el este de China, lo que luego provocó brotes locales. No está claro si este fue el caso en Wuhan, provincia de Hubei, en el centro de China, a principios de este año”, asi comienza una de las notas publicadas en el medio estatal chino.

La nota continua: “La nueva ruta de transmisión sospechosa del virus ha provocado una discusión sobre el inexplicable brote de Wuhan. Algunos expertos dijeron que es posible que la fuente del virus en el mercado de productos del mar de Huanan de Wuhan también estuviera vinculada a la industria de la cadena de frío, aunque todavía no hay evidencia que apunte a eso”.

Para sembrar más dudas sobre el origen y en un intento de darle sustento científico a su hipótesis, el medio oficial citó a Yang Zhanqiu, subdirector del departamento de biología de patógenos de la Universidad de Wuhan: “es posible que los productos del mar importados hayan causado el brote de Wuhan, asumiendo que se confirmó que los productos del mar importados se vendían en el mercado de productos del mar de Huanan” sostuvo a Global Times.

Posteriormente, el medio estatal intenta poner en duda su hipótesis al afirmar: “‘Si asumimos que los paquetes de alimentos congelados importados causaron el brote de Wuhan en diciembre de 2019, entonces debe haber evidencia del brote de COVID-19 en los países o regiones de donde importamos los alimentos contaminados en ese momento. Las secuencias virales de los países” los brotes deberían compartir muchas similitudes con las secuencias del brote de Wuhan’, dijo Jin Dongyan, profesor de biomedicina de la Universidad de Hong Kong, y señaló que hasta ahora, no hay evidencia que apunte a eso”.

La estrategia de China por librarse de responsabilidades sobre el manejo de la Pandemia comenzó meses atras. El 15 de junio, las autoridades sanitarias del país recomendaban no comer salmón importado luego de que supuestamente detectaran una cepa de coronavirus en uno de los envíos. En aquella oportunidad se lo vinculó con un rebrote que se inició en uno de sus mercados más grandes del mundo, el de Xinfadi, emplazado en la capital china. Los paquetes identificados provenían de Dinamarca, Noruega. Australia y Chile.