miércoles, febrero 28

Cierran las exportaciones de aceite y harina de soja, aunque el Gobierno había prometido no hacerlo

0
175

Hace menos de dos semanas dijeron que no cerrarían las ventas al exterior ante la escalada de los precios de los commodities

Este domingo el Gobierno suspendió las exportaciones de aceite y harina de soja a través de una resolución de la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios del Ministerio de Agricultura, que conduce Julián Domínguez, el mismo que hace apenas dos semanas había prometido en conferencia de prensa que no tomaría esa medida.

“No va a haber cierre de exportaciones y no va haber aumento de retenciones. Son decisiones que el Presidente definió como eje de trabajo y son tareas que me delegó. Hay que despejar incertidumbres y miedos, estamos muy seguros de lo que estamos haciendo”, aseveró.

El año pasado esos dos productos trajeron al país US$12.105 millones y 7101 millones de dólares, respectivamente. La idea es aumentar las retenciones de un 31 a un 33 por ciento, con lo que el Gobierno recaudaría US$410,2 millones extra con estos dos subproductos.

En un mensaje por la red social Twitter, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) expresó que el aumento de los derechos de exportación “es totalmente contrario al interés exportador de la Argentina”.

La entidad consideró que “además de ser ilegal, va a afectar el ingreso de divisas y el empleo en el cordón #agroindustrial”. En ese sentido, destacó que al menos 20.000 puestos de trabajo correrían peligro.

Ciara anunció que, con la suba de los derechos de exportación a la harina y al aceite de soja, “pone fin a los fideicomisos de maíz, trigo y aceite, puesto que cambia las condiciones de comercio exterior”.

El presidente de Ciara, Gustavo Idígoras, dijo a La Nación que “la justificación del ministro de Economía, Martín Guzmán, es que la agroindustria tiene que pagar la cuenta del gas importado”.

Con información de La Nación