Cinco formas de cuidar tu espalda durante la cuarentena

0
84
Cómo evitar que esta parte de tu cuerpo sufra con el sedentarismo

El sedentarismo  no es un buen amigo del cuerpo y estos días de cuarentena pueden empeorarlo.

Una de las consecuencias será en la espalda, generando rigidez articular y descenso de la capacidad muscular. Ahora tenemos que estar mucho más activos que antes, aunque estemos todo el día trabajando, hay que buscar nuestros espacios y momentos para mantener cierto grado de actividad y evitar dolores posturales.

Los dolores de espalda por falta de actividad no entienden de edad ni de condición física. Pero pueden evitarse con los consejos que nos dejan a continuación:

1. Mantenerse activos. Para evitar la rigidez de la espalda, hacer entre 40 y 45 minutos de ejercicio aeróbico, ya sea andando a paso ligero por las distintas estancias de la vivienda, haciendo tareas o subiendo y bajando escaleras. También conviene hacer ejercicios de peso para trabajar el tren superior y así fortalecerlo y evitar dolores. Si no tené mancuernas, basta con unos cartones de leche o botellitas. Otras opciones también recomendadas son hacer sentadillas, jumping jacks o fondos en la pared.

2.El abdomen, importante. Para evitar dolores de espalda recomiendan trabajar especialmente en tonificar la zona abdominal, que es la que sostiene la postura. Hacer ejercicios de plancha, series de abdominales o una clase pilates o yoga.

3. Hacer pausas en el home office. Encontrar un momento para levantarse y estirar. Para no olvidate, ponerte una alarma en el celular.

Sirve con estirar en la silla o practicar durante unos minutos posturas de yoga como la del Gato para mover la cadera hacia delante y hacia atrás o el Saludo al Sol. Pero también hay opciones más sencillas: estirar el cuello inclinándolo de un lado a otro o haciendo movimientos suaves en forma de círculo.

4. Introducir a los niños en las rutinas. Aunque ellos tienen una mayor capacidad de recuperación, pueden sufrir desviaciones de columna o dolor de espalda, por lo que es recomendable incluirlos dentro de nuestras rutinas deportivas a través del juego para favorecer que se muevan o animándoles a hacer estiramientos.

5. Además de los ejercicios, evitar algunos hábitos: no deberías fumar, beber en exceso ni comer de forma poco saludable porque algunos dolores de espalda son referidos de otros órganos, como el pulmón, el estómago o el hígado.

Si ya sufrís de dolor o rigidez, estirá desde el cuello hasta la zona lumbar, incidiendo en la musculatura de las cadenas, los glúteos y los músculos piramidales. También es recomendable aplicar calor local a la zona con una manta eléctrica durante 15 o 20 minutos varias veces al día para reactivar la circulación y sentir mejoría.

Fuente: Telva