Cómo evitar el cansancio visual

0
87
Cuatro formas de cuidar tu visión si usás muchas horas dispositivos electrónicos

Pasar muchas horas frente a la computadora o el celular genera consecuencias negativas para la salud entre las que destacan la obesidad, los problemas de columna y de visión. Respecto a esto último, el cansancio o fatiga visual es uno de los más comunes.

Al hablar de cansancio visual nos referimos al síntoma generado por un exceso de tiempo frente a una pantalla. Entre sus principales efectos se encuentran las migrañas, pérdida del enfoque, resequedad y enrojecimiento de los ojos, e incluso el lagrimeo constante e inevitable.

Las condiciones de iluminación del lugar, la escasa ventilación o la composición misma de las pantallas pueden incrementar este síntoma, pero su causa más frecuente la cantidad de tiempo que se está frente a ellas.

Si bien puede parecer que estos síntomas son pasajeros, en algunos casos pueden causar daños a largo plazo. Además, resultan molestos para hacer actividades con normalidad, por lo que lo mejor es tomar medidas previas para evitarlos.

1. Parpadeá frecuentemente

Los ojos parpadean una media de 18 veces por minuto. Sin embargo, varios estudios indicaron que cuando usamos el ordenador y otros dispositivos electrónicos, el número de parpadeos se reduce a la mitad, secando los ojos y generando molestias.

Por esto es importante que parpadees conscientemente cada 10 o 15 segundos cuando estés frente a un dispositivo electrónico. Si sentís los ojos secos es bueno que uses una solución oftálmica para humedecerlos.

2. Usá tus anteojos cuando estés frente a la pantalla

Proveen a la vista de un punto óptico que reduce el esfuerzo al enfocar. Si usás lentes de contacto es importante que lo hagas adecuadamente ya que de lo contrario tus ojos pueden irritarse, inflamarse o tener una infección, especialmente cuando trabajás frente a una pantalla.

3. Descansá tu visión cada cierto tiempo

Tomá descansos pequeños: cerrá tus ojos, colocá tus palmas sobre ellos, respirá profunda y lentamente y relajá los músculos oculares. La técnica 20-20-20 es muy buena para la vista: cada 20 minutos observá un objeto que se encuentre a 20 pies de distancia por 20 segundos.

4. Dormí lo suficiente

La falta de sueño afecta severamente la visión ya que al dormir menos los ojos se irritan y pueden incluso inflamarse. Al descansar se reponen a través de los diversos nutrientes que recibe el cuerpo.

Fuente: Universia