martes, abril 16

Con las reservas en rojo, el Gobierno pagará sin dólares un primer vencimiento al FMI

0
301

Se utilizaría la moneda del organismo multilateral de crédito para pagar una parte, mientras que el resto se abonaría con yuanes.

En medio del complejo contexto económico que atraviesa la Argentina, y con las reservas en rojo, el Gobierno decidió que este viernes realizará el pago de uno de los vencimientos ─USD 2.700 millones─ de la deuda que mantiene con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La particularidad en este caso tiene que ver con que no se usarán dólares sino la moneda del organismo de crédito.

“La deuda está en DEGs y la podes pagar en cualquier moneda de la canasta o en DEGs”, señaló el ex representante argentino en el Fondo, Héctor Torres, en diálogo con Infobae.

La entidad que preside Miguel Ángel Pesce actualmente contaría con unos 1.600 millones en DEGs (Derechos Especiales de Giro), que equivalen a USD 2.130 millones, según el tipo de cambio de hoy.

Fuentes oficiales confirmaron que el resto se pagará en yuanes “de libre disponibilidad” aportados por el Banco Popular de China, y que serán devueltos al país oriental apenas el Fondo haga el desembolso de 3000 millones de DEG previstos por la demorada quinta revisión.

Massa junto a Kristalina Georgieva

Pese a la polémica con la oposición, en Economía afirman que puede comprar dólares con parte de ese swap (10.000 millones). Nunca se aclaró el costo de esa operación y el gobierno chino dejó incluso en claro que prefería que esas divisas se usen para el comercio exterior con ese país.

“Hasta la fecha, se ha asignado un total de 660.700 millones de DEG (equivalentes a unos 943.000 millones de dólares). Esto incluye la mayor asignación de la historia, de unos 456.000 millones de DEG, aprobada el 2 de agosto de 2021 (efectiva el 23 de agosto de 2021)”, indicó la entidad que preside Kristalina Georgieva en su web.

Y añadió: “Esta última asignación tenía por objeto hacer frente a la necesidad mundial de reservas a largo plazo y ayudar a los países a hacer frente al impacto de la pandemia COVID-19