Con ministros en salida del gabinete, comienza una nueva batalla en el oficialismo para la designación de los reemplazos

0
223
Daniel Arroyo y Agustín Rossi dejarán sus puestos para competir en las próximas elecciones. Junto con otros nombres que pone en duda, el kirchnerismo busca avanzar en un gabinete cada vez más desbalanceado en favor de Cristina El sábado finalizó el plazo para la presentación de las listas con los precandidatos a las elecciones legislativas y con ello el terremoto que prometía arrasar con muchos de los ministros albertistas del gabinete nacional. En la previa se barajaban muchos nombres que al final no prosperaron, pero que eran todos cercanos al presidente, Alberto Fernández: Matías Lammens (Deporte y Turismo), Gabriel Katopodis (Obras Públicas) y Santiago Cafiero (jefe de Gabinete).

Con las elecciones, desde el cristinismo querían aprovechar el escenario para quitar del camino a algunos de los “funcionarios que no funcionan” para ubicar a personas del círculo de la vicepresidenta y recortarle aún más poder al presidente. Pasado el huracán, Fernández salió de pie pero no ileso: retuvo a los titulares de cartera mencionados, sobre todo al jefe de Gabinete, pero no pudo evitar la salida del ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo quien ocupará el puesto 12 en la lista bonaerense para diputados nacionales.

Ahora comienza la danza de nombres para su reemplazo y los antecedentes no son buenos para Fernández. Hasta ahora, los ministros que dejaron sus cargos, llámese Marcela Losardo (Justicia) y María Eugénia Bielsa (Hábitat) fueron sustituidos por Martín Soria y Jorge Ferraresi; ambos hombres del kirchnerismo duro. Por lo tanto, teniendo en cuenta que Arroyo deja un ministerio con una millonaria caja con la que maneja todo el entramado de planes sociales, a la vez que es quien negocia con los movimientos sociales, se espera que cristina busque ubicar allí un soldado de su tropa.

Fernández no pudo evitar su salida del gabinete, sería difícil pensar que ahora sí tiene el poder para elegir al reemplazante. Por lo pronto, cada sector del oficialismo ya baraja su candidato: desde el albertismo, uno de los principales candidatos es el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, que este sábado firmó como primer candidato a concejal por su municipio y que, a su vez, es de los alcaldes mas cercanos al mandatario y resistido por La Cámpora; otro de los nombres cercanos a Fernández es el del intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares.

No obstante, en el cristinismo van con todo por la designación de Andrés “Cuervo” Larroque, secretario general de La Cámpora, y actual ministro Desarrollo de la Comunidad bonaerense. De confirmarse, se trataría de una nueva cartera en manos de la agrupación política mas leal a Cristina Kirchner, aunque desde el albertismo confían en que no sucederá lo mismo que con Losardo y Bielsa y podrán designar a alguien de su gusto y así evitar desbalancear más un gabinete desbalanceado a favor de la vicepresidente.

Por fuera de las elecciones hay otros ministros que ya tendrían el boleto picado. Se trata de Sabina Frederic (Seguridad) quien mantiene una enemistad con su par bonaerense, Sergio Berni, que a su vez es del círculo más cercano a Cristina; Matías Kulfas (Producción) y Claudio Moroni (Trabajo), agrega La Nación. “Están flojos. Pero es cero ideológico, es gestión”, justifica al mismo medio un funcionario cercano al kirchnerismo duro.

La incógnita todavía persiste en quién será el reemplazo de Agustín Rossi (Defensa) quien encabezará una lista de diputados para competir en las PASO de Santa Fe contra el perottismo. En el mismo sentido ocurre con el nombre de Eduardo “Bali” Bucca, que en vez de salir, entrará en el Gabinete, solo que todavía no hay certezas del lugar que ocupará. El diputado cerró su traspaso del lavagnismo al kirchnerismo el último fin de semana en un desayuno con Fernández en la Quinta de Olivos. Según pudo consignar Infobae, tiene un lugar asegurado en el gabinete.