Con temperaturas por encima de los 40 grados, Europa vive una ola de calor histórica

0
78

Reino Unido está en alerta máxima en la jornada más caliente de su historia y que puso su infraestructura en jaque

A una Europa ya complicada con el derrumbe del Euro y las consecuencias de guerra entre Rusia y Ucrania, se le suma una histórica ola de calor que paraliza a gran parte del viejo continente con temperaturas extremas en zonas acostumbradas a climas templados durante el verano.

El país más afectado es el Reino Unido, donde durante el mediodía del martes se registraron 40,2° grados centígrados a las 12:50 hora local, y se espera que siga subiendo. El calor sofocante está afectando la cotidianeidad de todo un país acostumbrado a temperaturas medias que apenas superan los 20 grados cuyas viviendas y negocios rara vez poseen un aire acondicionado para minimizas el calor.

Mucha gente lidiaba con el calor quedándose en casa. El tráfico fue menor al habitual para un lunes. Los trenes funcionaban a baja velocidad por temor a deformaciones en las vías, o no circulaban en absoluto. La estación londinense de King’s Cross, uno de los núcleos ferroviarios más transitados del país, estaba vacía el martes, sin trenes en la bulliciosa línea de la costa este que conecta la capital con el norte y Escocia. El aeropuerto londinense de Luton tuvo que cerrar la pista de aterrizaje por daños provocados por el calor.

Sucede que mucha de la infraestructura británica tiene más de 150 años y no está preparada para soportar estas temperaturas y para el secretario de Transportes, Gran Shapps, “pasarán muchos años antes de que podamos reemplazarla”.

Si bien, Reino Unido es el país más afectado y menos acostumbrado a tan altas temperaturas, la ola de calor extrema azota a gran parte del continente con España, Portugal, Francia y Holanda como epicentro de los picos de temperatura. En la península ibérica ciudades como Madrid y Lisboa registraron 40 grados de temperatura, mientras que en la región de Andalucía, los termómetros marcaron 44 grados.

El calor seco agrava el panorama ante la escasez de lluvias que ya ha registrado importantes incendios en España y Francia: Cerca de la mitad del territorio de la Unión Europea se encuentra actualmente bajo riesgo de sequía debido a la prolongada falta de lluvias. Esto hace que países como Francia, Rumanía, España, Portugal e Italia corran el riesgo de ver reducidos sus rendimientos agrícolas, advirtió la Comisión Europea.