Conmoción por un brutal crimen en Rosario de la Frontera: hay un detenido

0
144

28 DE Julio 2020 – 09:58 Una mujer lo encontró frente al domicilio de la víctima, un joven, a diez cuadras del centro.  Estaba con los pantalones en los tobillos y muestras de horrendos tormentos.

Un amanecer de terror vivieron los habitantes de un acomodado barrio de Rosario de la Frontera al hallarse el cuerpo de un joven vecino, frente a su propio domicilio. El cuerpo presentaba muestras de tormentos, que motivaron la presencia de todo tipo de investigadores y criminólogos del CIF, enviados hasta allí no bien se descubrió el crimen. Del trabajo investigativo desplegado durante las primeras horas, se logró individualizar a una persona que habría compartido las últimas horas con la víctima y que por distintos indicios recogidos, sería el principal sospechoso.

El cuerpo fue hallado en el barrio Solares del Benicio, a solo diez cuadras del centro de la Ciudad Termal.

La noticia corrió rápidamente por las redes, y en pocas horas versiones de todo tipo inundaron la web.

Pese al hermetismo y al secreto de sumario impuesto, al parecer en las primeras horas del hallazgo, no pudieron acallar que algunos datos aparecieran publicados en diversas formas comunicativas de la web.

Se estableció la identidad del joven, de unos 30 años aproximadamente, y rápidamente se asoció a la víctima con un perfil de joven muy extrovertido habitué de las diversiones nocturnas y con antecedentes por venta de estupefacientes. Esto último fue confirmado por algunas fuentes de seguridad de Rosario de la Frontera.

Como datos, fuentes del sur de la provincia dijeron a este medio que el cuerpo fue hallado con los pantalones a la altura de los tobillos (ver foto) y con signos de una violencia sin igual en el rostro.

Fuertes versiones

Otros consultados fueron más allá y dijeron que el cuerpo había sido ultrajado de varias formas e incluso se dijo que habría sido castrado.

En el lugar, fuentes de la Policía confirmaron a El Tribuno se habría hallado una piedra de gran tamaño con la que habrían los criminales desfigurado el cuerpo de manera tal que fue imposible reconocerlo.

En el lugar también se halló una billetera, supuestamente del joven muerto, la cual no había sido violentada, es decir no hubo robo.

El macabro como sórdido hallazgo conglomeró a centenares de vecinos, los que no pudieron siquiera acercarse al lugar, ya que la policía local acordonó los accesos al descampado donde había sido arrojado el cuerpo.

Fuentes consultadas dijeron que al parecer el crimen se habría producido en otro lugar y que finalmente fue plantado y desfigurado para que el mismo no pudiera ser identificado rápidamente.

Tras el hallazgo, decenas de policías de la zona sur de la provincia, con apoyo de criminólogos de la ciudad de Metán, se abocaron a la investigación del suceso y en pocas horas extraoficialmente se informó que una persona del círculo íntimo del joven fue demorado y que prima facie tendría alguna vinculación con el horroroso crimen. La muerte del joven, cuya identidad se conoció extraoficialmente aunque no de manera científica y fehaciente, causó estupor en la ciudad del sur de la provincia, cuyas FM difundieron las mil y una versiones de lo realmente acontecido.

Sin datos oficiales

Fuentes consultadas anoche dijeron que hasta tanto no esté el informe forense, ordenado por la Justicia, nada se podía adelantar sobre el hecho, ni siquiera la identidad de la víctima.

Sin embargo, vecinos del barrio privado adelantaron que se trata de su vecino, un joven que vivía solo desde hace algún tiempo, ya que su madre se encuentra en el exterior.

Para muchos podría tratarse de un ajuste de cuentas, aunque otros dijeron que por las improntas encontradas en el lugar y los ultrajes que los criminales dejaron a la vista, el hecho podría esconder una venganza.

El hecho, no tiene antecedentes en esa ciudad, tal lo presentaron las redes de esa localidad ayer.