Coronavirus: Alberto Fernández descartó imponer restricciones, pese a la suba de casos

0
51

Lo aseguró en diálogo con periodistas acreditados en Casa Rosada; El Gobierno apuesta a continuar avanzando con la campaña de vacunación

El acelerado aumento de contagios que atraviesa el país hace tres semanas planteó la incógnita sobre la aplicación de restricciones por parte de un Gobierno que las utilizó de gran manera en otras etapas de la pandemia. Sin embargo, el presidente, Alberto Fernández, descartó imponer medidas en las próximas semanas.

En un brindis de fin de año celebrado junto a los periodistas acreditados en la Casa Rosada, el mandatario reconoció que el plan es continuar con las medidas que ya se han dictado. Por el contrario, aseguró que se apostará a continuar vacunando a aquellos que aún no lo han hecho, pese a que ya se haya vuelto a romper la barrera de los 20 mil contagios: “A todos nos preocupa (la cantidad de casos), porque quisiéramos no tenerlo. Pero en la medida en que nos vacunemos todo va a ser más fácil de llevar. Así estamos”.

De esta forma, Fernández despejó cualquier duda sobre la aplicación de restricciones, a días de Año Nuevo y el comienzo de la temporada de verano que facilitará que el virus circule por el país. La última medida relacionada a la pandemia tuvo lugar hace cinco días, cuando el Gobierno prorrogó la emergencia sanitaria hasta el 31 de diciembre de 2022.

A nivel provincial sí se han adoptado restricciones: en Córdoba uno de los distritos con más contagios, se suspendieron hasta el 4 de enero los recitales, boliches y festivales. A su vez, en Río Negro, la Municipalidad de Bariloche suspendió la llegada de todos los viajes de egresados hasta el 2022, y le pidieron a las empresas que se reprogramen los viajes estudiantiles programados para los próximos 6 días.

Mientras tanto, a nivel nacional confían en no tomar mayor restricciones a raíz de que el virus ha mutado en uno más benigno: en diciembre los contagios crecieron más de diez veces, no así las muertes que se mantuvieron en un promedio diario de 20. Bajo esta premisa es que se mantendrán las cosas como están, con la excepción, de que, desde el 1 de enero, regirá un pase sanitario que limitará las actividades que puedan realizar aquellos que no están vacunados.

En paralelo, la ministra de Salud, Carla Vizzotti adelantó que se está estudiando reducir el tiempo de aislamiento de los contactos estrechos y quienes tengan covid de forma asintomática. “Estamos revisándolo en forma permanente, sobre todo en esta etapa en la que la vacuna tiene un rol, la particularidad de la variante ómicron y la levedad de los casos. Ante la transmisibilidad, lo que está impactando ya no son las cuarentenas sino los aislamientos”, sostuvo.