Coronavirus: aseguran que para tener una tasa eficaz de letalidad hay que incrementar la cantidad de testeos

0
280

Infectólogos destacan que si bien si incrementaron las pruebas en los últimos días, todavía falta testear más para combatir al virus y salir de la cuarentena.

Coronavirus: advierten que para tener una tasa eficaz de letalidad hay que incrementar los testeos
Los testeos son claves para combatir la pandemia.

Ante el avance del coronavirus, las estrategias para combatir la pandemia -hasta tanto se descubra un medicamento o vacuna eficaz- recaen en saber cómo matar el virus, cómo evitar su contagio y determinar dónde se lo encuentra, quién lo porta, y qué tasa de letalidad tiene en una determinada región, ciudad o país. Y el rol de los testeos es fundamental.

Infectólogos explican que esa información sirve para evitar un pico de contagios, pero también para saber cuándo, cómo y dónde se puede salir de la cuarentena o aislamiento social preventivo y obligatorio, que anteayer cumplió un mes en la Argentina.

Al respecto, la recomendación del director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, fue muy clara. Hace un mes, cuando la enfermedad estaba controlada en China pero arrasaba en Europa y comenzaba a expandirse en América, el titular del organismo, aseguró: “Test, test, y más test”.

El test al que se refiere el jefe sanitario, es el RT-PCR, que permite saber si una persona está contagiada por el Covid-19 en el mismo momento. Basado en un análisis genético, la prueba se realiza introduciendo profundamente un hisopo en la nariz del paciente y el resultado se obtiene en unas horas.

Test PCR para coronavirus SARS-CoV-2
Test PCR para coronavirus SARS-CoV-2

“Para ganar, debemos atacar el virus con estrategias agresivas y bien dirigidas: hacer el test a cada caso sospechoso, aislar cada caso confirmado y hallar y poner en cuarentena a cada una de las personas con las que estuvo en contacto estrecho”, resaltó el funcionario. Y agregó: “Para cualquier país, una de las cosas más importantes es el compromiso político al más alto nivel. Todos los países deberían poder evaluar todos los casos sospechosos. No pueden luchar contra esta pandemia con los ojos vendados; deberían saber dónde están los casos”.

Siguiendo los consejos de la OMS, Argentina incrementó en los últimos 10 días la cantidad de pruebas por millón de habitantes. Desde el 8 de abril, el número subió de 293,8 a 810, es decir más de un 170%, según los reportes que emite a diario el Ministerio de Salud de la Nación.

En este contexto, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, afirmó que lo que se busca “es expandir el testeo y trabajar en la descentralización para que cada provincia y cada laboratorio puedan generar cada vez más testeos”. “El número de testeos está aumentando y la idea es seguir en ascenso”, indicó.

¿Qué pasa en Argentina con los testeos?

El doctor Lautaro de Vedia, infectólogo del Hospital Muñiz y expresidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), explicó en diálogo con Infobae que en Argentina existe un “déficit en cuanto al número de infectados, ya que las cifras oficiales son menores a las reales”.

No obstante, consideró que sirvió “mucho” que “la definición de caso sospechoso se haya ampliado de cuando se estableció a principios de marzo”.

No obstante, De Vedia consideró que el Gobierno promovió medidas estrictas en forma anticipada, ya que instaló el aislamiento obligatorio a solo 18 días del primer caso detectado, es decir, la mitad de días que muchos países europeos donde el coronavirus ha causado desastres.

Por su parte, el médico infectólogo jefe de la Sección Infectología y Control de Infecciones del CEMIC, Pablo Bonvehí, destacó el aumento de testeos en el país y sostuvo que “son suficientes y seguramente están alcanzando para los casos sospechosos”.

El experto infectólogo, quien forma parte de la mesa de expertos que asesora al Gobierno, aseguró que para tener un mejor panorama de la situación epidemiológica, son útiles los test que el Gobierno adquirió de China, que son los llamados test rápidos o de sangre que permiten ver los anticuerpos generados por la infección.

“Estos exámenes nos van a ayudar a realizar un mapeo, un panorama más amplio de grupos de personas que no saben que están infectados, sobre todo en lugares donde hay mucha concentración de gente y en los centros de salud. El fin es saber dónde está circulando la epidemia local para poder comenzar a salir de la cuarentena. Sirve también testear a distintos grupos de población y edades”, enfatizó Bonvehí.