Coronavirus: consejos psicológicos para el aislamiento

0
67

25 de marzo de 2020

Coronavirus: consejos psicológicos para el aislamiento

El humano es un ser sociable que valora la previsibilidad, por lo que tiene que adaptarse a una nueva forma de vida en pos de cuidar su salud física y mental.

Estrés, ansiedad, miedo, tristeza, desorganización o aburrimiento son algunos de los sentimientos que afloran en medio de la crisis mundial por la pandemia del coronavirus.

Además de intentar interpretar la nueva situación que cambió el mundo, el aislamiento social, preventivo y obligatorio implica un cambio rotundo en la vida cotidiana, considerando que el ser humanos es rutinario, social y valora la previsibilidad.

Por esto, el encierro sumado a la incertidumbre «precipita y mantiene un estado de captación ansiosa que constituye la preparación frente a una amenaza nueva y desconocida«, informan desde la facultad de Psicología de la UBA.

«El hecho de no poder continuar con la propia rutina es un factor que desorganiza nuestra estructura, ya que perdemos la sensación de control. Es importante recordar la capacidad que tenemos para reorganizar una nueva estructura», sostienen entre las recomendaciones psicológicas para afrontar la pandemia.

«Pueden aparecer pensamientos del tipo ´¿ahora qué hago?´, ´¿cuándo podré salir a divertirme?´. Lo mismo sucede con la sensación de encierro. Hay que tener presente que es una situación transitoria y la conducta de respetar las indicaciones es en sí misma una acción muy valiosa para uno mismo y toda la comunidad», agregan.Hay que entender que en la vida hay fenómenos imponderables, que son parte de la naturaleza. Estar en contacto con el presente sin hacer proyecciones de las posibles consecuencias».Twitear

Los profesionales de la Dirección Nacional de Salud mental y Adicciones dirigida por el psiquiatra Hugo Barrionuevo coinciden en interpretar la crisis como algo transitorio, y dan consejos para cuidar la salud mental.

«No hay que tener miedo de reconocer y expresar los sentimientos que genera esta situación, ya que es natural sentirse abrumado, estresado o ansioso, entre otras reacciones emocionales. Y tampoco hay que asociar el virus con un grupo social determinado, etnia o nacionalidad específica. Hay que decirle no a la discriminación y sí a la información», aconsejan en una guía de recomendaciones para la población general.

Por el contrario, recomiendan reforzar los pensamientos positivos, valorando los lazos afectivos. «Ocuparse de otras personas también puede ayudarlo a uno mismo, ya sea con personas que están físicamente cerca suyo o con amigos, vecino. Respecto a los niños, es importante que se los ayude a expresar sus sentimientos, mantener la rutina tanto como sea posible, incitarlos a realizar algunas actividades y animarlos a que sigan jugando».A los niños se debe ayudarlos a expresar sus sentimientos, a mantener una rutina, incitarlos a realizar algunas actividades e incentivarlos al juego».Twitear

Con los adultos mayores, por su parte, es importante mantener el contacto telefónico y ayudarlos a entender con información clara.

Un plan para el día y control de la información que recibimos

Los profesionales de la Facultad de Psicología de la UBA y de la Dirección Nacional de Salud Mental acuerdan en que hay que controlar la exposición a la información, inclusive la que circula por grupos de Whatsapp.

En la rutina se incluye hacer ejercicio, trabajar, limpiar, y divertirnos. Y también se debería planear cuándo y cómo se accede a los medios de comunicación.

«El flujo repentino y casi constante de noticias puede hacer que cualquiera se sienta preocupado. Es importante manejarse siempre en base a información oficial y chequeada. Además, crear una rutina que para hacer actividad física –aunque sea en espacios reducidos- puede ayudar a las personas a relajarse. Esto tendrá un impacto positivo en los pensamientos», informan.Manejarse con información oficial y chequeada y planear cuándo y cómo se accede a los medios de comunicación. El flujo constante de información no es recomendable».Twitear

El estrés de no tenerlo todo bajo control es otro de los sentimientos que generan angustia. Por eso, desde una mirada psicológica, se propone entender que en la vida hay fenómenos imponderables, que son parte de la naturaleza. «Hay que estar en contacto con el presente sin hacer proyecciones de las posibles consecuencias», agregan desde la facultad de Psicología.

Ver el sol en la medida de lo posible, uno de los consejos para afrontar el encierro.

Ver el sol en la medida de lo posible, uno de los consejos para afrontar el encierro.

Otros consejos

Si se vive en espacios reducidos y en familia no exigir por demás con las tareas.

El cambio implica desarrollar conductas flexibles y adaptativas a esta situación con la finalidad de afrontarla positivamente.

Continuar accediendo a la naturaleza y a la luz solar siempre que sea posible.

Alimentarse bien y mantenerse hidratado.

Aprender algo nuevo con tutoriales online.

Mantener los horarios de sueño.

Aunque no se salga de la casa, quitarse el pijama o la ropa de dormir para evitar la sensación de discontinuidad y poder organizar los ciclos del día.