miércoles, mayo 22

Coronavirus: especialistas aseguran que el “contagio controlado” es un absurdo

0
414

  • 2020-05-05

Todavía no habría evidencia que los anticuerpos que genera el virus en el organismo den inmunidad.

La estrategia planteada sobre un “contagio controlado” respecto a la cuarentena por COVID-19, despertó un debate entre los especialistas quienes rechazan esta postura y afirman que la imposibilidad de limitar la circulación del virus sin el confinamiento obligatorio sumado a la falta de conocimiento sobre el virus, generaría un efecto negativo.

La imposibilidad de limitar la circulación del virus sin aislamiento, con su consecuencia en cantidad de casos y muertes, y la falta de conocimiento sobre si las personas que tuvieron Covid-19 pueden o no volver a infectarse son las causas por las que especialistas y autoridades sanitarias rechazan la estrategia de «contagio controlado» que llevaría a una «inmunidad de rebaño», explicó hoy el médico infectólogo Pedro Cahn.

«El contagio controlado se basa en el planteo de dejar que se infecten muchas personas para generar una especie de inmunidad de rebaño y es un absurdo epidemiológico», explicó a Télam Cahn, asesor del Comité de Expertos del Ministerio de Salud de la Nación.

El especialista, director médico de la Fundación Huésped, sostuvo que esta estrategia no es efectiva por dos razones: «Primero porque se basa en asumir que los anticuerpos que el organismo genera como respuesta al virus son protectores, es decir, generan inmunidad, y esto no está comprobado», sostuvo.

«Y segundo -añadió- porque aún si fueran protectores dejar que la gente se infecte como para que se genere ‘una inmunidad de rebaño’ podría implicar que en el parte de esta noche el lugar de informar como mucho 170 casos nuevos, te informen 2.000 casos, lo que nos llevaría a tener el sistema de salud completamente saturado como pasó en los países que lo hicieron».

Esta mañana, el Ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, descartó que la Ciudad de Buenos Aires vaya a apuntar a esta estrategia: «No creemos en el concepto de contagio controlado. Los instrumentos que nos permiten tomar decisiones públicas para abrir o cerrar áreas y el cálculo real de cómo se va a comportar la curva respecto a eso tiene una exactitud relativamente moderada, es decir, no hay una forma de calcular con precisión», argumentó en rueda de prensa.

Por su parte, el químico e investigador de Conicet Roberto Etchenique señaló a Télam que «lo que están llamando ‘contagio controlado’ sería la forma técnica de lograr ‘inmunidad rebaño’. Pero es falso, si se busca la inmunidad de rebaño natural, no es controlada porque vos no sabes a quién le toca y en el mejor de los casos podrías ejercer un cierto control de la velocidad».

E ironizó: «Si quisieras controlar tendrías que enfermar a una persona a propósito y aislarla, lo cual es obviamente una práctica antiética».

El especialista explicó que se entiende por inmunidad de rebaño a la que se genera cuando «el porcentaje de la población que ya tuvo contacto con el virus es tan alto que ya el virus tiene dificultad para encontrar personas para infectar» y que en el caso del Covid-19 «esto sucedería con un 60 por ciento de la población infectada».

«Hoy en Argentina tenemos unas 4.880 personas infectadas confirmadas. Supongamos que haya 40 mil casos que no conocemos porque son asintomáticos y que todos hayan quedado inmunes», hipotetizó Etchenique.

Y continuó: «Para frenar naturalmente el virus en el país necesitas a por los menos 24 millones de personas infectadas, o sea que a este ritmo y suponiendo que haya 40 mil casos en total se necesitan 600 veces más de tiempo que estos dos meses: serían 1200 meses, unos 100 años».

«Entonces -sigue- el planteo es aumentemos la velocidad de contagio ponele 100 veces, para que nos inmunicemos en 1 año. En ese caso, en vez de 100 casos por día vas a tener 10.000 y en vez de 5 muertos por día, 500, como en los lugares donde ya pasó».

Los especialistas advierten que aún si se asumiera que se va a morir toda esa gente, existe otro problema en esa estrategia: todavía no hay evidencia sobre que los anticuerpos que genera el virus en el organismo den inmunidad.