Coronavirus: ocho de cada diez argentinos teme más al daño económico que al contagio

0
68
Según un estudio realizado por Kantar Group, el temor al coronavirus se empieza a relajar al punto que la proporción de «muy preocupados» cayó de 55% que tenía a fines de marzo a un 47% actual, y la principal preocupación es la situación económica.

Argentina cumple hoy 34 días desde aquel viernes 20 de marzo, día en que el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunciaba el aislamiento social, preventivo y obligatorio. “Prefiero tener 10% más de pobres y no 100.000 muertos en la Argentina”, fue una de las frases elegidas por el mandatario para encolumnar a todo el Gobierno detrás de su postura de privilegiar la salud por sobre la economía como bandera. Sin embargo, en este contexto, los argentinos pasaron de respetar y tener miedo al contagio del virus COVID-19, a preocuparse por su situación económica, según estudios realizados.

A fines de marzo se conoció un ranking de países con más preocupación por el virus, elaborado por Gallup, en el cual la Argentina figuraba en el cuarto puesto. La consulta ubicaba a Italia e Indonesia con un 90% de la población que tiene miedo a la infección, seguido por Corea del Sur (87%) y Argentina (75%). “La población  tiene miedo que él o algún miembro de su familia puedan contraer coronavirus”, dictaba el informe.

Debido al aislamiento social impuesto por el Gobierno, la mayoría de los sectores de la industria, el comercio y los servicios quedaron casi sin posibilidades de mantener sus actividades de manera habitual. Por consiguiente, a pasar a depender casi sin excepciones de la ayuda del Estado para atravesar esta crisis sin tener que cerrar, despedir trabajadores o sufrir un default.

Una encuesta elaborada por Kantar Group, para analizar la reacción de los consumidores argentinos frente a la pandemia, demuestra un cambio de pensamiento: en los últimos días la sociedad llegó a cambiar su mirada con respecto a los temores anticipados al principio de la llegada de la pandemia al país y a comenzar a evidenciar un enojo y hartazgo por la extensión de la cuarentena. 

La consulta detalla que 8 de cada 10 argentinos está más preocupado por su futuro económico que por un eventual contagio del virus. Luego de este mes de aislamiento social el temor al coronavirus se empieza a relajar al punto que la proporción de “muy preocupados” cayó de 55% que tenía a fines de marzo a un 47% actual. Los mayores de 55 años son los más preocupados (52%), al igual que las personas con ingresos más altos, en tanto que millennials y centennials no se ven tan afectados (45%).

De este estudio, se desprende que el 77% de los encuestados cree que llevará un largo tiempo recuperar la economía una vez superada la crisis sanitaria. Además, seis de cada 10 personas admitieron que ya se vieron afectados sus ingresos personales, mientras un 24% no lo percibe aún pero cree que lo estarán en el corto plazo.

Este miércoles el sector del comercio, que genera el 65% del valor agregado y del empleo privado registrado del país, realizó un nuevo pedido al Gobierno para analizar variables que permitan recuperar la normalidad. La Cámara Argentina de Comercio le envió una carta al Presidente, donde pide coordinar esfuerzos para morigerar el impacto de las medidas sanitarias sobre los procesos productivos y el empleo.

Los comercios piden al Gobierno la creación de un comité de crisis conformado por las autoridades, los gremios, las áreas de sanidad, economía, producción y trabajo para consensuar y confeccionar protocolos de higiene y salud que ayuden a liberar las actividades. Es que anticipan que muy probablemente se produzca el cierre definitivo de muchos establecimientos y la desocupación se tornaría masiva, con el desborde social y el descontrol público que ello implicaría.

“Esto permitiría, de forma paulatina y administrada, ir poniendo en marcha la actividad comercial y, por su intermedio, la economía en general, privilegiando en todos los casos la salud de los trabajadores, empleadores y clientes, y, de esta manera, la de la totalidad de la población”, argumentan los comerciantes.

Según algunas fuentes, el aislamiento se extendería a partir del próximo domingo 26 de abril por al menos 15 días, hasta el 14 de mayo. No hay certezas de que el mercado laboral pueda sostener su actual realidad, con miles de casos de reducción salarial, atraso en los pagos, suspensiones y amenazas de despidos masivos a pesar de la existencia del decreto que prohíbe las desvinculaciones laborales por 60 días contados a partir del inicio de la cuarentena.