Corrupción en la AFA: los contratos de Claudio Tapia son investigados por la Justicia Federal

0
216
Por presunto delito de “administración infiel”, la causa recayó en Sebastián Casanello y el fiscal Eduardo Taiano ordenó una serie de medidas

Novedades en el mundo judicial. El fiscal federal Eduardo Taiano ordenó una batería de medidas de prueba en la causa en la que se investigan presuntas irregularidades en los contratos que la AFA firmó con dos empresas privadas para la explotación de los servicios de imagen digitales y los partidos de fútbol del seleccionado argentino.

Según detalla la agencia Noticias Argentinas, el protagonista dispuso medidas para establecer la composición societaria de las empresas que resultaron adjudicatarias de los contratos, la integración de sus directorios, las presuntas vinculaciones con integrantes del Comité Ejecutivo de la AFA y la comparativa de los valores de mercado de los acuerdos celebrados.

El fiscal se hizo cargo de la investigación por delegación decidida del juez Sebastián Casanello, quien está circunstancialmente a cargo del juzgado federal número 12, vacante desde que el magistrado Sergio Torres juró como juez de la Suprema Corte de Justicia bonaerense.

La investigación está, por ahora, lejos de una etapa de definiciones. “Se ordenaron medidas de prueba y se están llevando a cabo. Es prematuro para hablar de evaluaciones y mucho menos de eventuales imputaciones”, revelaron fuentes judiciales.

La causa se inició a raíz de denuncias públicas formuladas por la diputada de Juntos por el Cambio Graciela Ocaña, que fueron recogidas por informes periodísticos.

Esos contratos ahora bajo investigación tienen que ver en esencia con la explotación de los derechos de imágenes no tradicionales del fútbol argentino: TV digital, redes sociales, sitios on-line, agrupados bajo la nomenclatura de “derechos digitales”.

De acuerdo con la denuncia, Metro World Digital está vinculada con Carlos Varela, un estrecho allegado al presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, no sólo por lazos afectivos sino también a través de empresas recolectoras de residuos y a través del club Barracas Central, del cual fue presidente cuando Tapia asumió en la AFA y le dejó el cargo al hijo de Tapia luego de la firma del polémico contrato que está bajo la lupa de la Justifcia Federal.

La investigación judicial busca establecer si, tal como lo indica la denuncia, Varela es el dueño real de la empresa.