miércoles, noviembre 20
El tiempo - Tutiempo.net

Crece la incertidumbre entre los trabajadores de Ribeiro y Luque

0
123

23 DE Octubre 2019 – 11:41 Los empleados están más angustiados y piden respuestas por las deudas salariales.Desde el Sindicato de Empleados de Comercio advierten que la situación es grave.

Los trabajadores de Ribeiro durante la medida de fuerza de ayer. Pablo Yapura

Desde ayer, y por tiempo indeterminado, los empleados de la sucursal salteña de Ribeiro comenzaron una huelga ante la deuda del sueldo de septiembre y la «tercera» cuota del aguinaldo. Angustiados ante la falta de respuestas, salieron a la peatonal para exponer la situación crítica que atraviesan.

Otro panorama desolador sigue en el supermercado mayorista Emilio Luque. Allí los trabajadores no ven una solución. No obstante, mantienen las puertas abiertas del local de calle Orán al 1100, aunque casi no queda mercadería. Tienen energía eléctrica a través de grupos electrógenos y con una orden de desalojo a cumplirse. Desde hace tres meses los trabajadores no cobran sus sueldos.

Temen pasar a ser parte de la población desocupada, que en Salta asciende a 12,7%.

Daniel Guzmán, empleado de Ribeiro, manifestó que pese al tiempo de atraso salarial, la empresa no emitió respuesta. De ese modo, se resolvió convocar a una medida de fuerza por tiempo indeterminado.

El trabajador afirmó que la cadena de electrodomésticos adeudas haberes de septiembre y «la última cuota del aguinaldo».

Guzmán precisó que la liquidación de los sueldos se hacía en cuotas desde enero. En junio la empresa solicitó comenzar un concurso preventivo de crisis, por lo que se acordó el pago del aguinaldo en tres cuotas.

«El incumplimiento genera una crisis en las casas de todos. Nos pagaron 4 mil pesos como parte del sueldo. Eso no alcanza ni para pagar la boleta de la luz, debemos alquileres, tarjetas de crédito y otras cuentas. Ni decir cómo hacemos para pagar el colectivo y llegar al trabajo», expresó Guzmán.

En todo el país

Ángel Ortiz, secretario gremial del Sindicato de Empleados de Comercio, consideró que los trabajadores de Ribeiro atraviesan una situación de crisis en todas las sucursales del país. Remarcó que algunas sedes de Buenos Aires ya cerraron y redistribuyeron a los trabajadores.

«El problema que estamos teniendo es que no hay respuestas, ni una fecha probable de pago y esto complica la situación de los trabajadores, a los que ya les era difícil llegar a fin de mes, ni imaginarse ahora», expresó el representante gremial.

Ortiz informó que ante la situación crítica de la empresa, los trabajadores habían propuesto que la «recaudación por las ventas del Día de la Madre se distribuyan entre los empleados para reducir así los montos adeudados». Ribeiro tampoco se hizo eco de ese planteo.

Los trabajadores de la sucursal ubicada en la peatonal Alberdi manifestaron que sin ingresos es insostenible seguir en esas condiciones. Ribeiro tiene cuatro sucursales en Salta, una en capital y otras en Tartagal, Orán y Metán. Estiman que solo en Salta hay un total de 80 empleados afectados y unos 1.500 a nivel nacional.

Guzmán agregó que hasta el momento las únicas contestaciones de la empresa fueron por mail, mientras que desde la cartera de Trabajo les contestaron que «ante la situación de crisis que vive la país, se les hacía imposible dar una fecha de pago».

El miércoles pasado los empleados ya habían realizado una medida de fuerza por la liquidación de los salarios con la facturación de las ventas del Día de la Madre. Ayer, sin ninguna señal, volvieron a manifestarse. Y advierten que se mantendrán en alerta por tiempo indeterminado.

Ortiz destacó que las empresas que peor la están pasando son aquellas que tenían demoras con la AFIP y que en la actualidad tienen embargos sobre sus cuentas.

«Para el comercio, la vista está puesta en diciembre. No tanto por lo que pase con las elecciones, pero sí con las ventas de fin de año. Para muchos pueden ser un salvavidas», agregó el secretario gremial a este medio.

f: El tribuno